Una familia pilla a una marmota comiéndose un trozo de pizza en su jardín

Si durante la cuarentena parece que estamos viviendo en la película El día de la marmota por repetir cada día una rutina muy similar encerrados en casa, parece que las marmotas están mucho mejor que nosotros. Y si no que se lo digan a a esta familia de Filadelfia, Estados Unidos, que encontró a uno de estos roedores en su patio trasero comiéndose un trozo de pizza que habían dejado en su basura.
Si durante la cuarentena parece que estamos viviendo en la película El día de la marmota por repetir cada día una rutina muy similar encerrados en casa, parece que las marmotas están mucho mejor que nosotros. Y si no que se lo digan a a esta familia de Filadelfia, Estados Unidos, que encontró a uno de estos roedores en su patio trasero comiéndose un trozo de pizza que habían dejado en su basura.
Una marmota feliz comiendo piazza.

Si durante la cuarentena parece que estamos viviendo en la película El día de la marmota por repetir cada día una rutina muy similar encerrados en casa, parece que estos animales están mucho mejor que nosotros. Y si no que se lo digan a a esta familia de Filadelfia, Estados Unidos, que encontró a uno de estos roedores en su patio comiéndose un trozo de pizza.

Kristin Chalela Bagnell subió el vídeo a su Facebook donde se ve cómo sus dos perros se acercan a la puerta trasera de su casa porque vieron a esta marmota. El descarado animal estaba degustando el 'suculento manjar', pero en ningún momento se asustó ni salió corriendo al ver a los dos canes y a la mujer mirándole desde el otro lado del cristal.

Ni corta ni perezosa, la marmota continuó imperturbable comiéndose su porción de pizza mientras miraba sin pestañear a los dos perros. De hecho, en lugar de pensar en huir, casi parecía que estaba contenta por tener espectadores.

La autora del vídeo declaró a Philly Voice que el 'banquete' duró alrededor de una hora, pero a veces el roedor se escondía asustando debajo de las escaleras. De hecho, lo curioso es que el trozo de pizza no era de ellos ni estaba en su basura: "Lo más divertido de la historia es que no, no es nuestra pizza".

"Hemos estado encontrando de vez en cuando alimentos a medio comer tirados en nuestro jardín trasero", explicó. "No estamos seguro de si es nuestro vecino, con quien estamos en mitad de una guerra por el aparcamiento, o que simplemente tenemos mala suerte".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento