Un zorro roba un móvil y huye corriendo con él en la boca mientras la cámara lo graba todo

Mikayla Raines, del centro SaveAFox Rescue de Minnesota, Estados Unidos, tiene que tener más cuidado de no dejar el teléfono a merced de ladrones de cuatro patas, pues si no un zorro se lo puede llevar. Eso es lo que le pasó mientras se iba a grabar haciendo deporte: el animal se llevó el dispositivo en la boca y huyó corriendo mientras el móvil lo grababa.
Mikayla Raines, del centro SaveAFox Rescue de Minnesota, Estados Unidos, tiene que tener más cuidado de no dejar el teléfono a merced de ladrones de cuatro patas, pues si no un zorro se lo puede llevar. Eso es lo que le pasó mientras se iba a grabar haciendo deporte: el animal se llevó el dispositivo en la boca y huyó corriendo mientras el móvil lo grababa.
Mikayla Raines, del centro SaveAFox Rescue de Minnesota, Estados Unidos, tiene que tener más cuidado de no dejar el teléfono a merced de ladrones de cuatro patas, pues si no un zorro se lo puede llevar. Eso es lo que le pasó mientras se iba a grabar haciendo deporte: el animal se llevó el dispositivo en la boca y huyó corriendo mientras el móvil lo grababa.

Cuando te quieres grabar haciendo deporte, es importante saber dónde dejar la cámara. No solo te tiene que enfocar bien, sino que no tiene que estar a merced de ladrones de cuatro patas. Y si no, que se lo digan a Mikayla Raines, a quien un zorro le quitó el teléfono y huyó corriendo.

Afortunadamente, consiguió recuperar el móvil y la grabación resultante demuestra que no son necesarios aparatos caros ni un dron de última generación para rodar impresionantes planos. Solo es necesario un zorro curioso con muchas ganas de jugar para realizar la toma perfecta.

El vídeo está grabado en SaveAFox Rescue, un centro de animales de Fairbault (Minnesota, Estados Unidos) donde reubican a los zorros en sus hábitats y educan a las personas sobre el uso de pieles animales.

"No le hagas nada a mi teléfono", le dice Mikayla Raines al principio del vídeo. Bonitas últimas palabras antes de decirle adiós a su móvil, pues parece que el zorro no la entendió o no quiso entenderla. Los siguientes segundos de grabación son desde la boca del animal mientras huye, y ella corriendo detrás.

Sin duda, el canino parece que se lo toma como un juego y, al terminar la carrera, es imposible reñirle, pues se tira al suelo con una adorable expresión y esperando ser acariciado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento