Cómo ventilar correctamente una casa en invierno sin perder calor

La disponibilidad inmediata de estas casas las hace muy atractivas.
Salón de una casa.
BlueMedia Studio

La correcta ventilación de un hogar es un hábito realmente positivo para nuestra salud, ya que el aire de los espacios cerrados tiene que renovarse continuamente para evitar la condensación de dióxido de carbono (CO2) y para regular la humedad. 

A pesar de que sea invierno, las casas deben ventilarse al menos una vez al día ya que en el interior también se van acumulando agentes contaminantes nocivos para nuestro organismo. Un aumento de la humedad puede hacer que aparezca moho y la condensación favorece el riesgo de que aparezcan alergias u otras infecciones en las vías respiratorias. 

Ventilar 5 -10 minutos diarios

Una de las recomendaciones más importantes es que debes ventilar tu casa cada día y, a ser posible, por las mañanas. Esto es porque es suele ser el momento más cálido del día y después se sentirá menos frío en la vivienda ya que puede subir la temperatura durante el resto del día. 

¿El tiempo? Con 5 o 10 minutos sería suficiente para que el aire se regule y se purifique en todos los espacios del hogar. Puedes optar por ventilar la casa habitación por habitación, o bien, hacer corriente general abriendo todas las ventanas a la vez de forma directa y rápida. 

Utilizar purificadores de aire

El uso de purificadores de aire o deshumificadores es una buena opción para el hogar sobre todo si conviven niños pequeños o personas mayores, cuya salud es más delicada. 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) destaca que estos aparatos sirven para eliminar el exceso de humedad en la casa para "vivir en una atmósfera más equilibrada" y no tienen ningún efecto sobre la temperatura objetiva de la casa. 

Sin embargo, si no puedes disponer de un deshumificador, la OCU recomienda algunos trucos para evitar la humedad como: duchas más cortas, secar la ropa en el exterior, ventilar habitualmente, cubrir las ollas al cocinar y comprobar el aislamiento de las ventanas. 

Evitar agentes contaminantes

Otra recomendación es mantener limpio el hogar y evitar algunos hábitos como el tabaquismo dentro de las habitaciones o el uso excesivo de aerosoles y ambientadores y combinar de forma inteligente el uso de la calefacción con la ventilación. 

Para un uso eficiente de la calefacción, la OCU recomienda los siguientes consejos: 

  • La temperatura ideal en un hogar es de 21° C, por lo que no hace falta subir más la calefacción y estar en manga corta.
  • ​Aprovechar la luz natural del sol para calentar el hogar.
  • ​Cerrar las puertas de las estancias que no estamos utilizando para evitar que el calor se disperse.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento