Una youtuber hace creer a sus seguidores que está en Bali cuando en realidad posaba en un Ikea

Una de las imágenes publicadas por Natalia Taylor en su Instagram en las que señalaba que estaba en Bali, Indonesia.
Una de las imágenes publicadas por Natalia Taylor en su Instagram en las que señalaba que estaba en Bali, Indonesia.
INSTAGRAM

Natalia Taylor, una youtuber estadounidense que cuenta con 1,93 millones de suscriptores en su canal, decidió hacer un experimento social en Instagram: el objetivo era convencer a sus miles de seguidores de que se encontraba de vacaciones en Bali, cuando en realidad las fotografías habían sido tomadas en una tienda de Ikea.

Esta semana, Taylor desvelaba en su canal de Youtube que todo había sido una broma para demostrar lo fácil que era para una influencer fingir unas vacaciones en un destino paradisiaco como Indonesia. "Se suele decir que la vida en internet no es siempre lo que parece, especialmente en estos días en los que es muy fácil jugar a ser quien tú quieras, y por eso decidí poner en práctica esto y probar si era capaz de falsear unas vacaciones publicando fotos y stories en Instagram", ha explicado.

"Muchos incluencers han sido pillados con las manos en la masa cuando fingían estar en un destino cuando en realidad no era así, sino que habían manipulado las fotos con Photoshop o ni siquiera eran suyas", ha añadido la joven youtuber.

Para llevar a cabo su experimento, eligió una tienda de muebles Ikea. "Es un lugar en el que siempre he querido hacerme una sesión de fotos", ha asegurado Taylor.

Ver esta publicación en Instagram

The queen has arrived 🌊💖 #bali

Una publicación compartida de Natalia Taylor (@natalia__taylor) el

La joven se maquilló y se vistió para la ocasión y se dirigió con una fotógrafa a un establecimiento de la cadena sueca para realizar una serie de fotos profesionales que luego publicó en su Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

Tea isn’t the only thing I drink.. 😉🥂

Una publicación compartida de Natalia Taylor (@natalia__taylor) el

Al mismo tiempo que hacían las fotos, Taylor fue publicando Stories de la supuesta habitación de hotel en Bali "para hacer que pareciese más real". Previamente, colgó imágenes de una ventanilla de avión y del aeropuerto y que pertenecían a otros usuarios de la red social.

A la hora de retocar las imágenes, la fotógrafa dejó intencionadamente alguna etiqueta de Ikea para ver si alguna persona se daba cuenta del fallo.

"El objetivo de todo esto es mostrar lo fácil que resulta engañar a la gente y decirles que eres alguien que en realidad no eres", ha indicado Taylor en el vídeo, que acumula más de 680.000 visualizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento