Un hombre encuentra su tumba en un cementerio y asegura que su exmujer es la culpable 

  • El hombre de 75 años se mostró sorprendido porque nadie había intentado contactar con él en los últimos 3 meses.  
  • "Yo sigo vivo", afirmaba mientras posaba con la lápida en la que figura su nombre y el de su exmujer. 
Cementerio, lápida, lápidas, tumbas
Cementerio. 
EUROPA PRESS

Alan Hattel, nacido en una pequeña localidad al norte de Edimburgo, Escocia, ha descubierto que tiene una tumba y una lápida en el cementerio de su pueblo. Su sopresa fue mayúscula y ha afirmado que ahora entiende por qué su móvil "no ha sonado en los últimos 3 meses". 

El hombre de 75 años asegura que, aunque no lo puede demostrar, cree que todo esto es obra de su exmujer, a la que acusa de haber comprado el espacio y la lápida con la intención de que los enterrasen juntos, por eso están inscritos ambos nombres. 

Hattel, soldador de profesión durante 37 años y actualmente retirado, ha declarado que nunca ha dicho que quiera ser enterrado junto a su exmujer, y añade que quiere ser incinerado cuando llegue su momento. 

"Llevamos 26 años separados y encontrarte tu propia lápida no es algo que ocurra todos los días. Parece sacado de un programa de humor", concluía el escocés, que actualmente vive con su pareja y sus dos hijos. 

Por último, tras ser preguntados otros miembros de la familia, han declarado que "esto es un tema familiar y se resolverá en privado", aunque parece claro que el cuerpo de Alan Hattel no descansará en el lugar donde figura su nombre en la lápida del cementerio.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento