Una pareja se niega a quitar la bandera nazi de su casa a pesar de que su vecino es un superviviente del Holocausto

Bandera nazi ondeando en la casa de Bill y Cheryl.
Bandera nazi ondeando en la casa de Bill y Cheryl.
NINE NETWORK

Bill y Cheryl son una pareja que vive en la ciudad de Beulah, Australia, conocidos en el barrio por el llamativo y desagradable símbolo que ondea en su casa, la bandera nazi.

Este matrimonio ha causado indignación en todo el país, pues la esvástica que tienen en su jardín es ofensiva para millones de personas. Pero no solo eso, sino que uno de sus vecinos, un anciano de 83 años, fue superviviente del Holocausto judío y perdió a sus padres en un campo de concentración.

Un equipo de reporteros del programa australiano A Current Affair se dirigió hasta allí, pero lo único que encontraron al hablar con Bill y Cheryl fueron malas palabras y confrontación. De hecho, él salió a recibirles con unas tijeras en la mano y gritando que se marcharan de su propiedad.

La pareja aseguró que, en los 12 meses que llevan viviendo allí, nunca nadie se había quejado. "Nadie ha dicho nada sobre la maldita bandera, ni siquiera un vecino, así que lárguense", exclamó Bill a los periodistas.

Aun así, parece que esto no es cierto, pues otros residentes de la zona se ofrecieron incluso a retirar la bandera ellos mismos. "Es absolutamente vergonzoso que ondeen esta maldita cosa. Juro por Dios que he estado a punto de saltar su valla, bajar esa cosa y quemarla en su entrada. Todo el mundo está furioso por la bandera", declaró un vecino a los reporteros. "Y están alardeando enfrente de personas que estuvieron en los campos de concentración, es simplemente vergonzoso".

Otro vecino le pidió a Cheryl que quitara la bandera después de que la noticia se diera a conocer por todo el país, pero ella se negó. "Estupendo. He puesto Beulah en el maldito mapa, ¿no?", respondió la mujer.

Finalmente, la bandera se quitó

Según compartió Unilad, el anciano que perdió a sus padres en los campos de concentración temía por su vida tras la colocación de la bandera nazi. Él sobrevivió al Holocausto y, según un vecino, aún sigue llevando en el brazo el tatuaje con el que los marcaban.

"Sus padres fueron gaseados y él era el siguiente. Está bastante molesto, quiere que lo dejen en paz, no quiere problemas con nadie", explicó uno de los residentes del barrio.

Tras unas 400 quejas de la comunidad de vecinos, la Policía pidió a Bill y Cheryl que quitaran la bandera, aunque no podían hacerlo por la fuerza porque no existe ninguna ley en Australia que prohíba colocar banderas ofensivas.

Pero, finalmente, este jueves fue retirada. Aun así, Bill se negó a hacerlo él mismo y pidió a un agente que lo hiciera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento