Encuentra un oso en el asiento trasero de su coche y se lo toma con calma

  • El animal se había metido allí en busca de comida. 
El oso, en el asiento trasero del coche de la madre de un joven canadiense.
El oso, en el asiento trasero del coche de la madre de un joven canadiense.
goinupthegranby / YOUTUBE

Una mujer de la Columbia Británica (Canadá) oyó cómo en el exterior de su casa sonaba la alarma de su coche, así que despertó en plena noche a su hijo y le instó a ir a ver qué pasaba, algo que hicieron ambos. 

Al abrir el portón del maletero descubrieron que dentro del coche había un oso pardo. La cosa es de por sí sorprendente,  pero aún lo es más la tranquila reacción del hombre, que sólo dice: "Oh, hay un oso en mi coche... eso no es bueno", con más calma que otra cosa. 

Tan sólo levanta ligeramente la voz cuando el oso comienza a morder los reposacabezas del asiento trasero. "¿Qué estás haciendo, colega?", le pregunta, ante la indiferencia del animal, por lo que el hombre le reprocha su actitud con un "vamos, hombre..."

Y luego informa a su madre de que "tu coche tiene serios desperfectos". La mujer tampoco se altera demasiado y apenas asiente con un "um...", para después preguntar "¿cómo se habrá metido en mi coche?". "Abriendo la puerta", le responde con lógica su hijo.

El joven explica en el texto que acompaña al vídeo subido a Youtube que "no había comida en el coche (había sido aspirado recientemente)". También hace ver que los osos están "muy habituados" y que "se vuelven más atrevidos en su búsqueda de comida a medida que se acerca el invierno". El joven termina con un resignado "vida rural, pros y contras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento