Logo del sitio

Polémica con los nuevos restaurantes de Flavio Briatore: una pizza cuesta 65 €

Flavio Briatore en su restaurante
Flavio Briatore en su restaurante
Monaco Woman

La pizza es sagrada. O al menos lo es para los italianos. En este país, existe una adoración por este plato, el alimento 'Made in Italy' por excelencia. Desde la margarita más sencilla hasta las combinaciones más extravagantes, la pizza es querida por casi todos. Por esa misma razón, también es uno de los temas de discusión más encendidos entre los italianos. 

La última polémica ha venido de la mano del empresario Flavio Briatore, conocido por haber sido director deportivo del equipo Renault de Fórmula 1. Hace tan solo unos meses, Briatore abrió su cadena de restaurantes ‘Crazy Pizzaen la conocida Via Veneto del centro de Roma. Desde entonces, el empresario ha abierto sedes en Londres, Montecarlo, Cerdeña, Milán y Riad. 

Pero esta exitosa cadena de pizzerías ha crecido de la mano de la polémica. Y es que los pizzeros napolitanos se han escandalizado por los precios que Briatore cobra por sus platos, llegando a costar una pizza más de 60 €. 

El debate en las redes

El debate nació a partir de las críticas de los pizzeros ante un menú que se alejaba de la tradición napolitana pues, en las calles de Nápoles una pizza 'margherita' (mozzarella y tomate) puede costar 4 o 5 euros y se conoce como un alimento accesible a todo tipo de personas. En ‘Crazy Pizza’, el precio de una margarita asciende a los 15 €

La pizza se puede disfrutar por unos 5 € en las calles de Nápoles
La pizza se puede disfrutar por unos 5 € en las calles de Nápoles
iStock.

Briatore no tardó en responder a las críticas con un video en su cuenta de Instagram que estuvo lejos de calmar la polémica. Desde su perfil, el empresario se preguntaba cómo una pizza podría tener un precio tan bajo, cuestionando la calidad de los ingredientes que se utilizaban. El dueño de estos restaurantes se justifica asegurando que no solo sus productos son de calidad, sino que además la ubicación y el ambiente aumentan el precio de la experiencia. Además, Briatore calificó las pizzas napolitanas como “un ladrillo de masa con un charco de tomate” y tachó a los chefs italianos de envidiosos: “Italia está llena de envidiosos. Yo soy un genio”.

Esta respuesta avivó un debate ya muy encendido en las redes, convirtiendo a Briatore en ‘trending topic’ durante días en Italia. La polémica no ha evitado que la empresa siga expandiéndose, abriendo nuevos restaurantes y facturando como nunca. Incluso algunos medios italianos han agradecido la polémica Briatore-pizzeros napolitanos, pues consideran que está sirviendo para remover las aguas en un sector que se encontraba muy estancado, con una crítica gastronómica que simplemente se limitaba a adular a los chefs. 

La "verdadera" pizza napolitana

Las críticas también se han dirigido hacia la metodología de los cocineros de ‘Crazy Pizza’, a los que se les ha culpado de no respetar la “verdadera pizza” napolitana, una receta que incluso ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. El icónico horno de leña, que usan en Nápoles, en este caso es eléctrico y la propia preparación es más similar a la pizza romana: masa sin levadura, más ligera y muy fina. 

Pizza napolitana cocinada con horno de piedra
Pizza napolitana cocinada con horno de piedra
Unspash

El precio de las pizzas de autor

¿Es realmente una locura el precio del restaurante de Briatore? Para saberlo, podemos comparar su menú con el de otros restaurantes con pizzas de autor. En el restaurante de Carlo Cracco, chef italiano y personalidad televisiva, el coste de una pizza margherita es aún mayor que en el ‘Crazy Pizza’: 22 euros

Sin embargo, si hablamos de pizza de autor, también es acertado mencionar a Gino Sorbillo, el rey de la pizza napolitana. En Milán una ‘margherita da Sorbillo’ cuesta 9,40 €, mientras que esta misma pizza en su restaurante en Nápoles cuesta 5 €.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento