Nada es lo que parece: receta de mejillones con leche de tigre

Los mejillones son ricos en proteínas.
Los mejillones son muy ricos en proteínas.
GTRES
Mejillones con leche de tigre Categoría 5:00 10:00 15:00 Ficha Técnica DificultadFácil Tiempo15 minutos Raciones4 Calorías--

Que nadie se confunda. No es leche de tigre (literalmente) ni remite a aquella otra de pantera. Originalmente, el nombre viene del cebiche. En Perú, al residuo líquido que quedaba en el plato después de comer un cebiche se le llama leche de tigre. Es algo así como una "salsa" picante y ácida.

Así que la leche de tigre de estos mejillones no es sino la salsa, el líquido, con el que los servimos. Y no, tampoco nuestra receta tiene nada que ver con esos mejillones confinados en bechamel que vemos en muchos bares (los mejillones tigre).

La versión más peruana de la leche de tigre es hoy, en realidad, una bebida, que dicen es un buen reconstituyente. Pero también puede hacerse como una "salsa" independientemente de lo que luego hagamos con ella. Puede hacerse y luego conservarla.

Es lo que vamos a hacer para acompañar unos mejillones. Primero coceremos al vapor los mejillones (hasta los podemos comprar cocidos) y luego elaboraremos la leche de tigre.

Ingredientes

Mejillones (1 kilo)

Cebolla morada (1 pequeña)

Cilantro fresco

Apio (un trocito)

Zumo de limón (medio vaso)

Laurel (1 hoja)

Sal

Pimienta

OPCIONAL: media cayena o guindilla

Elaboración

1- Limpiamos bien los mejillones (eliminando barbas y crustáceos).

2- Ponemos un dedo de agua en una cazuela, la hoja de laurel y los mejillones (ya soltarán su agua).

3- Llevamos la cazuela al fuego y tapamos. Estarán cuando todos los mejillones se hayan abierto. Colamos y reservamos (también el agua).

4- Ahora vamos con la leche de tigre:

5- Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.

6- El apio (un cuarto de una rama) lo limpiamos de telillas y lo troceamos.

7- Echamos en el vaso de la batidora medio vaso con el líquido de cocer los mejillones, el zumo de limón, el cilantro (una ramita), la cebolla, el apio, pimienta, sal y (OPCIONAL) la media cayena.

8- Trituramos hasta obtener una especie de crema. Si nos queda muy espesa podemos añadir más agua de los mejillones o un poco de caldo de pescado.

9- A los mejillones les quitamos una de las conchas (a la que no se agarran) y los ponemos en una fuente.

10- Vertemos nuestra leche de tigre de modo que les toque a todos.

11- Servimos y a disfrutar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento