Logo del sitio

Lomo al trapo, una receta de origen colombiano con la que conseguir una carne más sabrosa

Lomo al trapo
Lomo al trapo
©[Juan Carlos García Guerrero de Getty Images] vía Canva.com.

Si eres un auténtico carnívoro y te encanta dejarte sorprender por las nuevas técnicas de cocina, o incluso, practicarlas en casa, atento que esto te va a interesar. 

No hay nada como el sabor y la jugosidad de una carne bien preparada. Ya seas de los que les gusta la carne prácticamente sangrando, de los que buscan el punto justo de a pieza o de los que se curan en salud pasándola más de la cuenta, si sabes cómo prepararlo y tienes buena materia prima, la carne no debería perder su jugosidad. 

Especialmente con algunos tipos de carne es complicado conseguir pasar la carne lo suficiente sin que se nos quede demasiado reseca. ¿Dónde está el secreto? En saber elegir la técnica que tienes que usar a la hora de cocinar.

Una técnica que está empezando a sonar en algunos restaurantes de nuestro país es la del trapo, especialmente cuando de lomo o solomillo se trata la pieza. Toma nota. 

Una manera de conservar los jugos

Esta técnica tiene su origen en Colombia, más concretamente en la capital Bogotá, y en sus zonas aledañas, y se utiliza habitualmente para cocinar piezas de lomo de una manea jugosa. 

Por su localización geográfica, la Sabana de Bogotá tiene un clima más frío que otras regiones del país, lo que las chimeneas son un elemento habitual en las casas. 

Tradicionalmente, esta receta se preparaba poniendo sobre el lomo una capa de aproximadamente un centímetro de sal, y envolviéndolo en un trapo de algodón humedecido con agua, vino tinto, vino blanco, cerveza.

Una vez la pieza está bien envuelta, se mete al fuego, pero en las llamas de la chimenea, no en las brasas, y se deja cocinando 24 minutos por kilo de carne, dándole la vuelta de vez en cuando para conseguir una cocción homogénea. 

Con las altas temperaturas, la sal forma una costra alrededor del lomo evitando la sudoración. Cuando ha pasado el tiempo indicado, sacamos la pieza del fuego, lo desmoldamos, y retiramos la capa de sal. De esta manera ya tenemos un lomo bien jugoso que podemos acompañar con guarniciones a base de patatas o verduras. ¡Una delicia!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento