Chef Rafa, el 'influencer' de 65 años que arrasa en Instagram con platos caseros: "Mis recetas se hacen en cualquier casa"

Rafa Antonín, conocido como chef Rafa, acumula casi 650.000 seguidores en su cuenta de Instagram, donde comparte sus recetas del día a día.
Rafa Antonín, conocido como chef Rafa, acumula casi 650.000 seguidores en su cuenta de Instagram, donde comparte sus recetas del día a día.
Pexels. Montaje: 20minutos.

"Tengo la manía de comer todos los días. A ti te pasa igual, ¿verdad?", comenta el chef Rafa entre risas si le preguntas de dónde le viene esta pasión -y buen hacer- por la gastronomía. "Desde pequeñito siempre me ha gustado ir probando cosas y comer buenos productos". 

A pesar de ser conocido en redes como Chef Rafa y en su vida profesional como Rafuel, lo cierto es que Rafa Antonín (Barcelona, 1956) siempre ha llevado la coletilla de su profesión por apellido. 

Aunque actualmente el grueso de su tiempo profesional se lo llevan las redes sociales donde arrancó en 2012 y ya tiene nada menos que 650.000 seguidores, Rafa viene del mundo del petróleo, aunque siempre ha tenido muy claro qué papel jugaba la gastronomía en todo aquello: "Cuando tú vas a cerrar un acuerdo bueno con una empresa que te compra muchos millones siempre hay que ir a comer con ellos a sitios muy buenos", comenta el chef, que sabe muy bien que la conquista siempre empieza por el estómago. 

Más allá de su vida profesional pura, Antonín no perdía vista del avance de las tecnologías cuando comenzó a observar de qué manera estaba creciendo la red social Facebook y cómo podría usar la plataforma como un altavoz de su talento: "Un día llamé a mis hijas a cenar a través de una publicación de Facebook, y de inmediato las amigas del colegio les avisaron de que tenían la cena puesta", comenta el chef, que asegura que "en aquella época estaban más concentradas a las siete de la tarde en Facebook que a las diez de la mañana en clase", por lo que, observando el tirón de las redes sociales, Rafuel comenzó a publicar sus creaciones. 

Lo que se cuece alrededor de una mesa

"Siempre he tenido que viajar mucho, y daba igual la hora de empezar o de terminar, pero el momento de la comida siempre era sagrado", confiesa el chef sobre su vida laboral previa a la cocina. Pero no una mesa cualquier, y es que ya en aquel entonces, como buen aficionado a la gastronomía, Rafuel sabía diferenciar de lejos el restaurante que le interesaba y el que no: "Tiene que ser una mesa donde se coma bien y además bien puesta. Si en un restaurante ves que huele mal el aceite ya no entras, y si el pan es malo desde luego tampoco". 

Después de conocer muchos restaurantes -algunos muy buenos y otros no tanto- Rafa cayó en la cuenta de que como en casa, en ningún sitio: "Con los años al final uno se cansa de los restaurantes porque al final el solomillo ya no sabes cómo pedirlo y casi siempre te lo hacen como les da la gana, a gusto del cocinero y ya está". 

Después de tantos viajes Rafa sabe muy bien que no hay mejor lugar del mundo para comer que tu propia casa: "Se trata de comer lo mismo y bien en casa con la ventaja de que luego te puedes echar 15 minutos de siesta, te lavas los dientes y sales peinado. Y esto no hay ningún restaurante del mundo que de momento lo ofrezca".

"Se trata de comer lo mismo y bien en casa con la ventaja de que luego te puedes echar 15 minutos de siesta"

"Para mí comer bien representa ir al mercado, hacer una receta y ponerla bien en una mesa". Como buen amante de la gastronomía y de todo lo que ello engloba, Rafa sabe muy bien que alrededor de la mesa suceden cosas mucho más vitales que alimentarse: "Alrededor de una mesa hay familia, hay amigos... Yo no entiendo sentarse a la mesa con la televisión o con el móvil. Cuando dos personas se sientan a la mesa es para hablar y para conversar". 

Un no parar de crear

"Durante muchos años hacía monográficos como aficionado, aunque al final acabé haciendo cursos profesionales donde lo que aprendí fueron técnicas", asegura el chef Rafa, que más que inspiración asegura que la clave está en las técnicas. "Lo que aprendí fueron técnicas, no recetas, porque con una técnica tú puedes hacer muchas recetas". 

En las redes sociales Rafa ha encontrado su lugar para expresarse porque puede cocinar lo que quiera y cuando quiera, derivando las recetas a su gusto: "El profesional de la gastronomía tiene una receta y tiene que cumplirla, porque si no te encontrarías con un arroz el 1 de enero y el 30 de diciembre con una fideuá. Al final en un restaurante profesional tienen que seguir una norma, y no se trata de cocinar lo que te gusta sino lo que la gente quiere". 

El secreto del éxito de Rafa en las redes sociales posiblemente resida en hacer de la comida de toda la vida la cosa más apetecible del mundo: "Al final lo que hago es la cocina de casa, que igual que mi madre o que mi abuela voy haciendo una receta y probando cómo variarla con ingredientes que tengo por casa y con utensilios que tengo por casa". 

"La gente no tiene grandes aparatos ni máquinas de vacío, por lo que las recetas que hago yo son pura y exclusivamente para casa", sentencia el chef sobre las claves de su éxito. 

Las recetas que valen más de medio millón de seguidores

Como todo chef, Rafa también tiene sus platos bandera de esos con los que ha conquistado a toda su comunidad y aunque asegura que depende de las épocas, también sabe reconocer que hay productos con los que siempre triunfar. 

"La tortilla de curasán ha tenido un éxito tremendo, la tortilla de patatas chips también, los huevos fritos con patatas fritas... Si tú publicas una foto de huevos con patatas bien hechos a la una del mediodía, te vuelves irresistible". 

"Si tú publicas una foto de huevos con patatas bien hechos a la una del mediodía, te vuelves irresistible."

Antonín sabe que en la sencillez -que no simpleza- de sus recetas está el éxito, y que no hace falta invertir una gran cantidad de tiempo para preparar un plato delicioso: "Una pasta carbonara la haces en 20 minutos y no cuesta nada, con unos huevos fritos con patatas y jamón triunfas seguro y una tortilla de patatas son imprescindibles", enumera el instagrammer cuando le preguntamos por recetas sencillas y alcance todos. "Todo está por debajo de una hora". 

Si eres de buen comer las redes sociales del Chef Rafa son más que recomendables. Aunque depende de la hora del día, eso sí. No nos hacemos responsables de que le metas un bocado a la pantalla. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento