El truco infalible (y fácil) para que los limones duren más en la nevera

Limón
Limón
Pexels

No hay un sabor comparado al del limón en la cocina, por lo que encontrar un sustituto es muy muy difícil. ¿Cuál es el problema de los limones? Que existen dos opciones: comprarlos en mallas y que se nos terminen estropeando porque tenemos en casa más cantidad de la que utilizamos, o comprarlos sueltos en la frutería cuando los vayamos a usar y realmente nunca tener un limón cerca cuando vamos a echar manos de ellos. 

Como aderezo, para preparar salsas, para rellenar pescado, para hacer mayonesa, incluso si vas a hacer unas salsas o cócteles... Siempre deberíamos tener a mano algún que otro limón. 

Existen dos maneras de conservarlos: o bien en el frigorífico o bien en un frutero. Normalmente, al igual que con el resto de frutas, dejamos la fruta en el frutero cuando sabemos que vamos a hacer pronto uso de ella, mientras que, si lo metemos en la nevera podemos conseguir alargar su vida. 

En el caso de los limones, si los metemos en el frigorífico podemos conseguir que aguanten dos o tres semanas, lo que no quiere decir que no terminen poniéndose malos también y terminen generando hongos en un rincón perdido del cajón de la fruta. 

Por ello, te contamos un sencillo truco para conseguir alargar la vida de los limones hasta 5 semanas. ¡Toma nota!

Limones, servilletas y bolsas herméticas

Para evitar que se resequen, se ponga la cáscara dura y comiencen a salir hongos a nuestros limones, lo primero que tienes que hacer es reunir unas servilletas y unas bolsas herméticas. Fácil, ¿no?

Coloca una servilleta en una bolsa de papel y acto seguido introduce el limón o los limones. Asegúrate de que consigues sacar todo el aire de la bolsa antes de cerrarla y métela en el frigorífico. 

De esta manera conseguirás conservar los limones hasta cinco semanas ya que la servilleta absorberá la humedad evitando la aparición de hongos. 

Si lo que utilizas normalmente del limón es exclusivamente el zumo, puedes exprimirlo sobre una cubitera, meterlo al congelador y disponer de los cubitos de limón helados cuando te resulte necesario. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento