Logo del sitio

Caracoles, el plato más odiado y amado: probamos los mejores con receta 'a la llauna'

Probamos los mejores Caracoles de Barcelona: ¿a qué saben?
Probamos los mejores Caracoles de Barcelona: ¿a qué saben?
Wochit
Nos acercamos a 'Racó del Cargol', un restaurante de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) famoso por sus deliciosos caracoles. Allí, su cocinera y propietaria Pilar Aguilera nos cuenta los detalles del plato estrella del restaurante. ¿A qué saben los caracoles y de qué podemos acompañarlos?
Wochit

Con los caracoles no suele haber término medio. Es uno de esos platos que muchos se niegan directamente a probar, y que otros consideran un manjar. Como nosotros somos del segundo grupo, nos hemos ido a probar los que hacen en El Racó del Cargol, en Hospitalet de Llobregat. Y es que se dice que son los mejores caracoles 'a la llauna' que uno puede comerse fuera de Lleida.

Aunque es verdad que es un producto típico en muchas regiones del país y hay decenas de maneras de cocinarlo, en Lleida es un tema que se toma muy en serio. Frente a los caracoles en salsa que se estilan en otros lugares, aquí se cocinan casi secos, aunque en realidad la clave está siempre en los condimentos con los que se prepara.

A los mandos de la cocina está Pilar Guilera. En la sala, su hijo Gerard. Tercera y cuarta generación de una familia dedicada a la hostelería desde hace décadas y que ha sabido poner al día el recetario clásico.

Se pueden comer muchas más cosas en El Racó del Cargol, claro. De hecho, nosotros también probamos sus carnes a la piedra o los erizos gratinados, otras de sus especialidades. Pero sin duda los caracoles son el plato estrella y el motivo por el que muchos clientes repiten con cierta asiduidad.

Las cifras confirman el éxito: sirven entre 35 y 40 kilos a la semana de caracoles solo en este restaurante, uno de los tres del grupo Rocxi en Barcelona y Sant Joan Despí.

El secreto de los caracoles 'a la llauna'

Pilar Guilera nos cuenta cómo los prepara. Además de limpiar y revisar los caracoles uno a uno, la clave está en la salsa secreta. Una picada de frutos secos y hierbas es todo lo que conseguimos descubrir. En cocina vemos también cómo los rematan flambeándolos con un poco de ron.

El resultado es excelente. No somos expertos en caracoles, pero sin duda son de los mejores que hemos probado nunca. La salsa es sabrosa, pero sin pasarse de potencia hasta el punto de tapar el caracol o abusar de ajo, como ocurre otras veces. Importante también el caracol, todos de una medida similar, cocidos en su punto para que la carne esté algo tiesa, y resulten mucho más agradables la mordida. ¿Quién se anima a probarlos?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento