Logo del sitio

Cuatro trucos para hacer en un momento el mejor alioli casero

Alioli, una sabrosa salsa mediterránea.
Alioli, una sabrosa salsa mediterránea.
PXHERE

El alioli (ajo y aceite, en valenciano y catalán) es típico de la gastronomía mediterránea. Suele emplearse como condimento en algunos platos, en especial en preparaciones a base de pescado o marisco, pero va maravillosamente bien con patatas y otras hortalizas.

Es un clásico de la cocina valenciana, mallorquina y catalana, pero también es frecuente en Murcia y Albacete (donde le dicen ajoaceite) o en Aragón (donde le llaman ajolio).

La receta es bien sencilla: huevo, ajo y aceite. Lo tradicional sería hacer el alioli en mortero, pero será más fácil y rápido si lo hacemos con batidora. Se trata de ligar la salsa y para eso la batidora nos facilita las cosas.

Cuatro trucos

Pero por sencilla que sea la receta, tiene sus trucos. Choví, un fabricante bien conocido de alioli, apunta cuatro trucos:

- Saca el huevo de la nevera un rato antes de hacer la salsa para que no esté frío (así es más difícil que se corte el alioli).

- Quita el tallo del interior del ajo para que no sea tan fuerte y repita menos.

- Para una salsa más ligera, mezcla el aceite de oliva con aceite de girasol.

- Cuanto más aceite echemos, más cantidad de alioli obtendremos, pero menos sabroso y picante.

La receta general es ésta:

Alioli casero

Ingredientes

Ajo (1 o 2 dientes)

Huevo (1)

Zumo de limón (1 chorro)

Aceite de oliva virgen (1 vaso)

Sal

Elaboración

Pelamos y cortamos los ajos, quitándoles el tallo interior (verde) si queremos que luego repita menos.

En el vaso de la batidora, echamos los ajos, el huevo, un chorro del aceite de oliva y una pizca de sal.

Batimos sin mover la batidora del fondo del vaso, hasta que se empiece a ligar.

Una vez haya ligado, vamos echando el zumo de limón y el resto del aceite.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento