Logo del sitio

De la nube al rebentó, así debes pedir el café según el lugar de España en el que estés

Café por comunidades
Así debes pedir el café según el lugar de España en el que estés.
20 Minutos

Nos gusta el café. Nos encanta el café. Con el desayuno, a media mañana para hacer un break en el trabajo, después de comer... cualquier momento del día nos parece el ideal para pedir un café, y existen de tantos tipos y sabores que no nos cansaríamos siempre del mismo. Aunque cada uno tenga su predilecto. 

Sabemos qué café queremos tomar, pero muchas veces el problema que se nos plantea es que no sabemos cómo pedirlo. Y con esto no queremos decir que tengamos pocas habilidades comunicativas o que estemos en el extranjero. Quiere decir que las maneras de pedir un café en las distintas partes del país son todo un mundo. 

Solo, cortado, con leche o descafeinado. Y ahí nos entendemos todos. Luego ya entra el que si con sacarina, que si con Stevia, con hielo, manchado, con leche condensada... Pero no queda ahí la cosa. Dependiendo del lugar donde nos encontremos es posible que se denominen estos cafés de una manera u otra y que encontremos la tradición de tomar el café de una manera u otra. 

Málaga (Andalucía): del mitad a la nube

Málaga es ese fascinante lugar donde pedirás un café con leche y te preguntarán: ¿un mitad? Y tú repetirás que lo que quieres es un café con leche y entonces te afirmarán: ¡un mitad!

Pues bien, como ya habrás adivinado, el café con leche se denomina mitad, pero también te puedes encontrar otras denominaciones de café más lógicas como u largo -con mucho café y poca leche-, un manchado -muy corto y con mucha leche- o un corto -con mucha leche y poco café-.

Pero, ¿qué nos servirán si pedimos un sombra o una nube? Cuando hablamos de una sombra nos referimos a un dedo de café y todo lo demás leche, mientras que si hablamos de una nube nos referimos a mucha leche y unas gotas de café. 

Aragón: el quemadillo

No es solo cómo pedirlo, sino con qué combinarlo. Y en Aragón les gusta echarle un chorrito de algo a los cafés. Es el ejemplo del quemadillo aragonés, que lleva café, ron y leche.

Baleares: muy de carajillos

Da igual la isla: en Baleares son muy de carajillos. Si vas a Ibiza debes pedir un café caleta, que no es otra cosa que un carajillo de ron y cognac aromatizado con corteza de limón y de naranja, pero si estás en Mallorca, el clásico es el rebentó que es carajillo con el ron autóctono.

Canarias: nunca mais

Dependiendo de la isla podemos encontrar que es más común tomarse un café u otro, pero si pedimos un leche y leche nos van a entender en todos los lados -y además está delicioso-. El leche y leche es un café largo cortado con leche condensada. 

Si estamos en Lanzarote y queremos pedir un café doble pediremos un nunca mais, mientras que en Tenerife pediríamos un barraquito si queremos un café con l eche y leche condensada

Cantabria: siempre en vaso de cristal

En Cantabria si vas a tomar café es tradición pedir un mediano que es un café con leche, entre el cortado y el de desayuno servido en vaso de cristal. Toma nota por si visitas la tierruca. 

Castilla y León: con complemento

En Castilla y León ni siquiera hablamos ya del café, sino de la experiencia del café. En este caso hablaríamos de un completo, lo que quiere decir que te tienes que tomar un café, un brandy, y fumarte un puro para estar en sintonía. 

Castilla- La Mancha: resolí

Si lo que buscas es saborear el auténtico momento del café manchego, debes pedirte un resolí, que es aguardiente de la sierra, cognac, azúcar, café, peladura seca de naranja y canela. Ahí es nada. 

Cataluña: del tallat al catalán

En Cataluña existen varias formas de pedir el café, pero si lo que esperas que te pongan es un cortado con leche, tienes que pedir un tallat, porque si pides un trifásico te pondrán un café con leche y con brandy. Si pides un catalán entonces te servirán un delicioso café con crema catalana. 

Comunidad Valenciana: del tiempo

En la Comunidad Valenciana es un clásico pedir un blanco y negro, que es un café granizado con leche merengada, aunque el café del tiempo también tiene su lugar, que es un café frío que se suele servir con mucho hielo y azúcar y puede llevar una rodaja de limón y canela en rama.

Galicia a gotas

En Galicia además del celta, que es un café con azúcar moreno, un chorrito de orujo, granos de café y una rodaja de limón, también es un clásico pedir un café con gotas, que no es otra cosa que un expreso con unas gotas de orujo. 

Madrid por mitades

Aunque en Madrid no hay algo que no se encuentre, cuando pedimos una mediana nos referimos a la taza. Se trata de un café con leche a media mañana, en taza mediana, pero si lo que pedimos es un mitad y mitad nos pondrán un café con la mitad de la leche fría y la mitad de la leche caliente. 

Murcia: no sin el brandy

Un asiático en Cartagena. Es así de contradictorio. Si nos encontramos en esta hermosa ciudad tienes que pedir un café asiático, que es café solo con leche condensada, brandy, licor 43 y canela molida que se toma muy caliente. Está delicioso. 

También con brandy encontramos este el belmonte, que se trata de un café con leche condensada y brandy.

País Vasco

Si visitamos Euskadi y queremos pedir un expreso con poca leche debemos pedir un ebaki. Recuerda esa palabra que te va a hacer falta. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento