La manera correcta de limpiar y filetear un lenguado

Lenguado.
Lenguado.
©[Miomea de Getty Images Signature] a través de Canva.com.

Cuando hablamos de limpiar pescado, la manera más fácil de hacerlo, sea el pescado que sea, es no hacerlo. Que no quiere decir que te tengas que comer los productos del mar con todas sus espinas y escamas, sino que siempre la mejor opción es dejar este trabajo a los profesionales: a los pescaderos. 

¿Que nunca vamos a limpiar el pescado igual de bien que un pescadero? Por supuesto, pero al menos hay que intentarlo, ¿no? El lenguado -cuando está bien limpio y cortado- es uno de los pescados más fáciles de comer, y por ello uno de los mejores para iniciarse en el aprendizaje de limpiar pescado sin destrozarlo. Solo tienes que seguir los siguientes pasos. 

El lenguado limpio y fileteado, en cuatro pasos 

Lo primero que tenemos que hacer es quitarle la piel, y para ello lo más fácil es mojar a cola del lenguado en agua caliente -que podemos calentar en el microondas- durante unos segundos y tirar de la piel para arriba. Hacemos lo mismo por ambos lados. 

Una vez tengamos el lenguado pelado, vamos a sacarle los lomos. Para ello cortamos el lenguado a la mitad siguiendo la espina dorsal con el filo de un cuchillo.

Una vez tengamos las dos partes separadas, vamos metiendo el cuchillo poco a poco y tirando del lomo hacia afuera. Cuando lleguemos a la parte externa, cortamos con el cuchillo y ya tenemos el primer lomo listo. 

Repetimos la misma operación con el otro lomo del mismo lado, y una vez tengamos una parte arreglada, damos la vuelta al lenguado y sacamos los lomos de la otra parte de pescado. 

Con este proceso conseguimos separar, por un lado los cuatro lomos de lenguado sin espinas listos para cocinar y por el otro la espina, que en lugar de tirarla la podemos utilizar para hacer un caldito con todo el sabor del pescado. ¡Manos a la obra!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento