Logo del sitio

La comida que no falta nunca en la cena de Arguiñano: "Es fundamental"

Karlos, Joseba y Eva Arguiñano.
Karlos, Joseba y Eva Arguiñano.
Rubén Blyth

"Desayuna como un rey, come como un príncipe, y cena como un mendigo". Seguro que has escuchado esta frase hecha para hacer referencia a las cantidades de comida que debes ingerir a cada hora del día, y como no podía ser de otra manera, en sus recomendaciones, Arguiñano también se suma a lo de las cenas ligeras. 

Como en todos sus platos, el chef beasaindarra defiende los alimentos nutritivos, naturales, saludables y económicos, y asegura que para comer bien no hace falta comer mucho ni caro, sino que se trata más bien de comer variado. 

El chef aprovechó la presentación de su nuevo libro Cocina Fácil y Rico para hablar de sus cenas e ilustrar a los presentes de qué tiene contener la última comida del día para ser saludable y equilibrada. 

Solo un plato, pero de lo más completo

"Hay que cenar ligero, es fundamental", asegura el chef. "De joven comes de otra manera, pero el cenar ligero te ayuda a dormir bien, a no tener sueños ni a despertarte". 

En cuanto a su cena ideal, Arguiñano confiesa: "La verdura, fundamental, y un poquito de pescado, pero nunca dos o tres platos. Muchas veces con un plato, si está bien montado, es suficiente". 

"Ayer cogí un romancesco del huerto, y en tres minutos de olla cocí el romancesco, una patata y un puerro. Los laqué escurrido, le eché aceite de oliva virgen extra y un poquito de sal", describe el cocinero su cena de la noche anterior. "Y luego me metí un yogur. Comer bien no es comer ni mucho ni caro, comer bien es comer variado. Así de claro", sentencia el chef de Cocina Abierta. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento