Carbonara, pesto, boloñesa... cada tipo de pasta con su salsa ideal

Variedades de pasta italiana.
Variedades de pasta italiana.
Getty Images/iStockphoto
Variedades de pasta italiana.

La pasta es una fuente de hidratos de carbono y de sabor neutro. Por eso lo admite todo... o casi. La pasta puede entenderse con todo tipo de alimentos y recetas, desde las hortalizas a las carnes, pero también con pescados y mariscos.

Eso nos puede llevar a pensar que cualquier pasta casa bien con cualquier salsa. A ver, mal no va a estar, pero el tipo de pasta importa. Algunas salsas están pensadas para variedades de pasta corta y otras para pasta larga; algunas para lisa y otras para rayada.

Conviene distinguir qué tipo pasta funciona mejor con cada tipo de pasta. En Italia es básico. Lo vamos a ver, pero antes debemos tener en cuenta que lo ideal es asegurarnos de que la pasta esté al dente y de que no se moje después de haberse hervido.

Salsas para pasta rellena

Encontramos entre ellas:

  • Tortellinis
  • Raviolis
  • Mezzelune
  • Agnolotti
  • Cappellitti

Para todas ellas hay que preparar salsas suaves para que no enmascare el sabor del relleno.

Salsas para pasta larga

Aquí cocinamos básicamente espaguetis, pero hay muchos tipos de pasta larga:

  • Spaghetti
  • Tagliatelle o tallarines
  • Linguine o trenette
  • Pappardelle
  • Bucatini
  • Maccheroncini

Y más.

A todas estas pastas largas les favorecen las salsas que están elaboradas a base de aceite con tomate fresco e ingredientes como la albahaca y el queso, comentan desde el restaurante Casa di Roma, de Valencia. Los toques de pescado también funcionan muy bien.

Lo mejor es utilizar salsas cremosas que puedan adherirse suavemente sobre la superficie de la pasta. En la cocina italiana no suelen utilizarse las salsas acompañadas de carne en la pasta larga porque los trozos de carne tienden a quedarse en el fondo del plato.

Las salsas con carne no suelen ir con la pasta larga porque los trozos de carne tienden a quedarse en el fondo del plato

Los spaghetti suelen mezclarse con la salsa alla matriciana (tomate, panceta -guancile- y queso) y la putanesca (aceite de oliva, ajo, tomate, guindilla, anchoas y aceitunas negras).

Imagen de un plato de espaguetis.
.
PIXABAY

La tagillatelle o tallarines se entiende muy bien con la boloñesa, pero también con la salsa putanesca.

La pasta linguine combina perfectamente con el pesto y las salsas de pescado.

La pappardelle (son cintas más o menos anchas) se mezcla muy bien con salsas densas.

Finalmente, los bucatini (que tienen un espacio hueco en su interior) son ideales para la salsa carbonara.

Salsas para pasta corta

Hablamos de:

  • Penne (macarrones)
  • Fusilli
  • Farfalle
  • Rigatoni
  • Conchiglie
  • Tubetti
  • Ditaneli

Los penne admiten todo tipo de salsas pero las más recomendables son las elaboradas a base de carne y tomate. En Italia es muy habitual encontrar los macarrones con salsa de queso y gratinados.

Macarrones gratinados.
.
Getty Images

Los fusilli y los farfalle son lo mejor para hacer platos veraniegos más ligeros, con aliños hechos a base de aceite de oliva, hierbas aromáticas y hortalizas frescas.

A las conchiglie (conchas) les van muy bien aquellas salsas hechas con carne o con tomate y vegetales. Al tener un interior, éste se rellana con la salsa y el resultado es más sabroso.

La pasta lumache (de mayor tamaño y forma de caracol) puede rellenarse.

Las modalidades tubetti, ditaneli y pasta mixta (mezcla de pastas cortas) las conocemos poco aquí, pero son una elección muy típica en Italia. Suelen mezclarse con legumbres.

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento