MasterChef Family: los platos del programa, ahora también en casa

Uno de los platos de la carta de MasterChef Family
Uno de los platos de la carta de MasterChef Family
La Gran Familia Mediterránea

Podemos discutir si es o no un programa de cocina, si tienen gracias los chistes con acento gallego o si la selección de famosos es un desastre. Pero de lo que no hay ninguna duda es que en MasterChef manejan el marketing como nadie.

Tras estrenar su propio restaurante y su gama de vinos, ahora el programa se ha apuntado al 'delivery' para poder disfrutar en casa de algunos de los platos que preparan los concursantes.

De la mano de La Gran Familia Mediterránea de Dani García, la propuesta resultará irresistible para los fans del programa: poder jugar a ser jurado de MasterChef probando casi en directo algunos de los platos que se ven en antena.

Parte del contenido de la caja de MasterChef Family
Parte del contenido de la caja de MasterChef Family
Iker Morán

MasteChef Family se ha estrenado con esta temporada de la versión Celebrity del programa y se presenta en diversos modalidades. El público, por ejemplo, podrá comprar en directo los platos que se elaboren durante la primera prueba del programa para recibirlos en casa. 

Una oferta con unidades limitadas que cambia, claro, cada semana y que solo está disponible a través de Just Eat.

Platos para todos los gustos

Además, la carta de MasterChef Family incluye algunos de los platos más icónicos elaborados por los famosos convertidos a chef durante esta edición, y también clásicos de otros concursantes y ediciones.

Selección de platos de MasterChef Family
Selección de platos de MasterChef Family
La Gran Familia Mediterránea

Por ejemplo, poke de salmón marinado en ponzu, bao de carrilleras confitada y cebolla encurtida, steak tartar con mayonesa de encurtidos o cachopo de ternera blanca con jamón ibérico. A los habituales del programa seguro que les resultan familiares los platos y sus autores. Otra opción es la denominada Casa MasterChef Family que combina platos de la carta habitual con los de MasterChef.

Todo llega -esta es la versión que hemos podido probar- en una caja de tamaño considerable, con los platos en sus correspondientes envases con la imagen del programa e incluso un delantal por si alguien quiere jugar a ser jurado casero. De nuevo, bravo. De nuevo, sobresaliente para el equipo de marketing.

¿Y la comida? Muy buena la ensaladilla con encurtidos, sabrosas las croquetas de gambón, la merluza Bustamente no nos acabó de convencer demasiado y el helado de natillas, claro, es una auténtica golosina.

Pero, evidentemente, aquí el tema no es si los platos están más o menos buenos, sino de crear un producto que va a encantar a los fans del programa. Y de eso en MasterChef saben mucho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento