Logo del sitio

Atrevimiento con queso, Asia picante y una nueva mirada a los platos de Madrid, nuevas incorporaciones a la Guía Repsol

La Caníbal, uno de los sitos más "atrevidos" de Lavapiés.
La Caníbal, uno de los sitos más "atrevidos" de Lavapiés.
Elena Diaz

Lavapiés es uno de esos lugares en los que convergen diferentes culturas, olores y, por supuesto, sabores. Este barrio madrileño tiene el orgullo de sentirse único, de tener ese 'noséqué', pero que le hace especial. Un lugar al que recomendarías a ese amigo que viene a visitar la capital y te pregunta por algún local con buen ambiente, comida rica y que tenga un precio asequible.

Este rincón del viejo Madrid que engloba todos los aspectos que cualquier persona autóctona o viajero busca. Así lo indica la nueva Guía de Repsol, que recoge más de 1.000 establecimientos apetecibles para este otoño-invierno de toda España, sitios con personalidad dónde tomar chocolate con churros para desayunar, unos callos madrileños para comer o una coctelería moderna para acabar la noche.

En el céntrico barrio de Madrid hay tres establecimientos que se incorporan dentro de la Guía Repsol, tan exitosos como diferentes entre sí, una gran variedad que ofrece propuestas para todos los gustos. 

El primero de ellos es La Caníbal, un local "moderno" e "industrial que ofrece cervezas, vinos y quesos; el segundo es Yeca Estrit Fud, un sitio acogedor que transporta con sus especias y exóticas salsas a la cocina del sudeste asiático;  por último, un local "de toda la vida", La Lorenza, que reinventa algunos de los platos más típicos de la gastronomía local.

Grifos de cerveza y de vino de La Caníbal.
Grifos de cerveza y de vino de La Caníbal.
Elena Diaz

La Caníbal, un local "atrevido"

Este local tiene un aire desenfadado gracias a su decoración y ambiente que, como define su dueño Javier Vázquez, es "moderno" e industrial". Durante años fue una tienda de muebles, pero una familia de gallegos decidió reconvertir este lugar para dar al barrio de Lavapiés una oferta "atrevida", llena de cervezas artesanales, vinos sostenibles y una gran variedad de quesos.

Entre los distintos grifos de cervezas y la gama de colores que envuelven a este local, hay varios detalles que le hacen único, y por los que se ha ganado un puesto en la Guía Repsol. Uno de ellos es la relación que mantienen con los "pequeños" productores, agricultores y ganaderos para que el producto que ofrecen sea de "confianza", libre de químicos y que respete la climatología de la zona.

Tabla de quesos de La Caníbal.
Tabla de quesos de La Caníbal.
Elena Diaz

Otra de las "rompedoras" propuestas que ofrece este establecimiento es la opción de poder llevar tu botella de La Caníbal (solo se paga una vez el precio del recipiente) para rellenar con el vino que más te haya gustado.

Yeca, un asiático picante 

En pleno centro de Lavapiés se encuentra un acogedor asiático, que tan solo lleva abierto cinco meses, pero que ya se ha ganado un lugar en la nueva Guía Repsol, gracias a su original carta y al encanto que transmite su pequeño local, donde la cocina y las mesas están integradas en la misma habitación.

Arroz con curry verde acompañado de pollo y calabaza, en Yeca.
Arroz con curry verde acompañado de pollo y calabaza, en Yeca.
Sergio Aguilera

Los platos que ofrece este local tienen su origen en la cocina del sudeste asiático, de países como Malasia, Indonesia o Vietnam. Para los amantes del picante, este es un lugar donde disfrutarán de unos dumplings con kimchi, tofu y boniato; o de un arroz con curry verde acompañado de pollo y calabaza.

La Lorenza, inconfundible sabor a Madrid

Lavapiés es un barrio que se encuentra en buen momento a nivel gastronómico, la capacidad que tienen sus vecinos para acoger cualquier tipo de comida les hace tener la suerte de tener un contraste entre lo moderno y lo tradicional. La Lorenza es uno de esos lugares que reinventa los platos más típicos de la cocina madrileña para darles un toque "atractivo".

Callos a la madrileña, en La Lorenza.
Callos a la madrileña, en La Lorenza.
SOFIA MORO

En su carta se pueden encontrar desde los clásicos callos a la madrileña, hasta unos canelones con carnitas de cerdo, rabo de toro y setas. Incluso en sus postres se puede encontrar una cremosa tarta de queso gorgonzola. Y todo ello en un local original, que conserva elementos tradicionales en un diseño vanguardista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento