Logo del sitio

Cómo hacer un bizcocho de calabaza para celebrar Halloween con el molde más terrorífico de Lékué

La diversión está asegurada con este bizcocho.
La diversión está asegurada con este bizcocho.
Lékué

No queda nada para poder enfundarnos en el disfraz que hemos preparado y disfrutar de la noche más terrorífica del año. Halloween está a la vuelta de la esquina y, si todavía no has pensado en qué harás ese día, ya va siendo hora de decidir si apostarás por una maratón en el sofá con algunas de las películas más aterradoras o si acompañarás a los más pequeños en su ruta de “truco o trato”. Sea cual sea el plan elegido, no puede faltar un buen disfraz y, por supuesto, una buena gastronomía que lo acompañe. Así, no pueden faltar recetas clásicas como galletas con forma de fantasma o dedos sangrientos de salchicha y salsa de tomate, pero también podemos apostar por otras deliciosas como la cerveza de mantequilla que aparece en la saga de Harry Potter o espaguetis de calabaza.

Pero si hay un pase que no puede faltar en esta jornada terrorífica es el postre, porque ya se sabe que para él siempre tenemos hueco. Para esta fecha tan señalada, puedes apostar por una receta sencilla y sorprendente que te asegure el éxito y deje boquiabiertos a tus invitados sin que tengas que invertir demasiado esfuerzo. Por supuesto, no debe faltar la calabaza, que ahora está de temporada y mucho menos en una festividad como Halloween, así que, ¿qué te parece apostar por un bizcocho de calabaza que, además, tenga la forma de esta hortaliza terrorífica? Que no cunda el pánico, no es algo difícil de lograr si se apuesta por el molde de silicona desmontable de Lékué que, además, es antiadherente y de silicona. ¿Listos para saborear la noche más terrorífica del año?

El molde de silicona con forma de calabaza.
El molde de silicona con forma de calabaza.
Lékué

Un bizcocho de calabaza... ¡con calabaza!

Ingredientes

5 huevos

200 gramos de calabaza

250 gramos de azúcar (puedes cambiarlo por otros edulcorantes o por miel)

250 de gramos de harina

50 gramos de aceite de girasol

Un sobre de levadura

Una pizca de sal

Una pizca de canela en polvo

50 gramos de pipas de calabaza peladas

3 cucharaditas de colorante alimentario naranja (opcional)

Una calabaza, paso a paso

1. Para empezar, precalienta el horno a 170ºC y, mientras, ralla la calabaza y reserva.

2. Separa las yemas de las claras de los huevos para montar las claras con la mitad del azúcar hasta que quede un merengue firme y reserva. Después, monta las yemas con la mitad del azúcar hasta que el color cambie a amarillo pálido.

3. A esta mezcla, añade la calabaza rallada, el aceite, la harina y la levadura tamizadas. Una vez lista, remueve con unas varillas y añade la canela, el colorante y las pipas. Sigue mezclando hasta conseguir una masa homogénea.

4. Añade las claras montadas con mucho cuidado con la ayuda de una espátula: esto aportará aire a la mezcla para que el bizcocho resulte esponjoso. Una vez hecho, unta la cavidad del molde con aceite o mantequilla, ciérralo y llénalo con la masa de bizcocho. Cuece en el horno a 170ºC dando calor arriba y abajo durante una hora.

5. Dejar enfriar y desmolda para poderlo decorar. Puedes, por ejemplo, rellenar la cavidad con los caramelos que más te gusten; aunque también puedes hacer los ojos y boca a tu calabaza y rellenar con chocolate. ¡Su efecto será mucho más impactante!

¿Quieres descubrir las mejores ofertas? Apúntate a nuestra Newsletter.

En 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Lékué y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento