Bulos y mitos sobre la cerveza, la reina del verano: ¿adelgaza? ¿Rejuvenece? ¿Favorece a la lactancia?

  • Tampoco adelgaza: el alcohol está considerado un factor que favorece el aumento de peso, pero es que además la cerveza contiene una concentración de hidratos de carbono mayor que otras bebidas alcohólicas.
  • Todos los temas de Maldita en 20minutos.
En 10 pasos puedes preparar tu cerveza casera.
En 10 pasos puedes preparar tu cerveza casera.
Pexels

Es posible que ahora mismo nos estés leyendo desde un chiringuito o desde tu tumbona en la playa cerveza en mano. Si es así, debes saber que a esa compañera inseparable en estas fechas de calor la rodean infinidad de bulos y mitos que seguro que has escuchado en más de una ocasión.

Que si una cañita o dos cada día después del trabajo es saludable, que si ayuda a adelgazar, que tiene más efecto analgésico que el paracetamol...pero que no te la cuelen. De lo que sí hay evidencias es del riesgo que conlleva la ingesta de alcohol que tiene esta bebida: daños cardiovasculares, para el hígado, riesgo de cáncer, sobrepeso, obesidad...

Al contrario de lo que llevamos décadas oyendo y creyendo, no hay un nivel de consumo de alcohol que se considere seguro para la salud, según la Organización Mundial de la Salud.

El consumo de cerveza crece en España cerca del 4% en 2017
El consumo de cerveza, mayoritario en España.
EP

Por eso, si te gusta la cerveza y disfrutas bebiéndola, adelante, es tu elección, pero mejor que lo hagas conociendo sus riesgos.

Que no te engañen, la cerveza no adelgaza. Este bulo, replicado hasta la saciedad, se basa en un estudio que observaba un solo componente de la cerveza y solo se ha probado en ratones hasta la fecha. Eso quiere decir que hay que ser muy cauto antes de aplicar los mismos resultados en humanos, y que no es lo mismo un componente suelto que la cerveza en su conjunto.

El alcohol está considerado un factor que favorece el aumento de peso, pero es que además la cerveza contiene una concentración de hidratos de carbono mayor que otras bebidas alcohólicas, de forma que es especialmente problemática para las personas con sobrepeso o que quieran adelgazar.

No, la "barriga cervecera" no sale (solo) por culpa de la cerveza

XXZ
Revisión médica
Pinterest

¿Cuántas veces has escuchado eso de “tengo barriga cervecera”? Atribuir el exceso de grasa abdominal directa y exclusivamente a esta bebida es un mito: el balance calórico (la diferencia entre las calorías ingeridas y las usadas); la actividad física y características como la edad y el sexo también influyen, para bien o para mal, en esa "barriga cervecera". Es decir, la cerveza no incide específicamente en el diámetro del abdomen: el efecto del exceso de calorías al que contribuye será el mismo que las procedentes de cualquier otra comida o bebida.

Tampoco hay evidencias de que una cerveza diaria después de trabajar alargue la vida y rejuvenezca

La mejor cerveza del mundo según el World Beer Challenge 2021
La mejor cerveza del mundo según el World Beer Challenge 2021
Wochit

Circula por internet un bulo repetido miles de veces según el cual un estudio científico habría demostrado que beber una cerveza (según algunos textos podrían ser una o dos) tras salir del trabajo prolonga la vida y rejuvenece. No es cierto: está basado en un trabajo científico que no dice nada de eso. La base de esto es un estudio real presentado en encuentro anual de 2015 de la Sociedad Americana de Genética Humana y realizado por científicos de la Universidad de Iowa, pero ese estudio no dice lo que esos artículos aseguran.

Estos científicos trataron de averiguar si era posible determinar el efecto que tiene el consumo de alcohol y de tabaco sobre el envejecimiento observando directamente los daños que esas sustancias causan en el ADN.

Damos una calada al cigarro y las gotículas del virus, si lo hay, se expanden con el humo y llegan más fácilmente a otras personas que lo inhalan. Por eso sanidad y las comunidades autónomas debaten si prohibir fumar en las terrazas de toda España, haya o no distancia de seguridad. Fumar en terrazas ya está prohibido en seis comunidades autónomas. En Baleares la medida sigue causando polémica meses después. En Madrid se intentó prohibir, pero un juzgado invalidó la orden. Las ventajas de eliminar el humo son evidentes, pero también hay factores en contra. Si los clientes se alejan del bar para fumar la nube de humo se expande por la calle y los peatones también lo inhalan. Llegados a este punto, hay quien aboga por prohibir fumar en la calle y quien pide libertad.
Un hombre fumando.

Dentro de sus resultados observaron que si bien el consumo de tabaco se relaciona con daños en el ADN asociados al envejecimiento en todos los casos y cantidades, en el caso del alcohol los daños se ven claramente en el caso del consumo bajo o alto, pero no en el consumo moderado, que correspondería con una o dos bebidas al día. Que ese consumo sea después del trabajo no se menciona en ningún sitio de este estudio o su presentación.

Esto es lo que se ha convertido en el titular "Dos cervezas al día rejuvenece y alarga la vida", pero es una conclusión científicamente incorrecta por varios motivos. Para empezar, este estudio halla una correlación, no una causalidad. Ya hemos explicado varias veces lo que esto significa: que dos factores ocurran juntos (consumo moderado de alcohol y menor daño del ADN asociado con el envejecimiento) no quiere decir que uno cause el otro. Hacen falta otro tipo de experimentos y estudios que analicen cómo afecta un factor al otro.

Por otro lado, los propios autores piden en sus conclusiones que estas se tomen con mucha cautela hasta que se pueda explicar esa correlación y proponen una posible hipótesis sobre por qué el bajo consumo de alcohol se asocia con daño genético y el moderado no: "los abstemios a menudo lo son por trastornos médicos crónicos o problemas previos con sustancias, lo cual podría ser en parte el motivo de esos efectos sobre el envejecimiento que vemos en los niveles más bajos del consumo de alcohol". Es decir, que el efecto no sería tanto de consumir muy poco o nada de alcohol sino de un tercer factor que provoque ambas cosas.

No, no hay evidencias de que la cerveza favorezca la lactancia

Archivo - Lactancia materna.
Archivo - Lactancia materna.
MEDELA - Archivo

Es un mito antiguo e intercultural: la idea de que los bebés lactantes pueden disponer de más leche si sus madres beben cerveza con moderación. Pero a día de hoy pocos estudios de calidad al respecto y las evidencias disponibles, aunque son en parte contradictorias, se decantan más bien por lo contrario, porque el consumo de cerveza (con alcohol) puede retrasar y dificultar la lactancia, más que favorecerla.

Tampoco tiene más efecto analgésico que el paracetamol La propia naturaleza de este bulo es absurda porque no se trata de encontrar el analgésico más fuerte o potente, sino el más adecuado para cada paciente y su dolor. Por eso a veces se utiliza paracetamol, que es analgésico y antipirético (controla la fiebre) y otras veces otros como el ibuprofeno, que además es antiinflamatorio.

En caso de que el paracetamol no sea el adecuado o no sea suficiente, el médico puede recetar otros medicamentos para el dolor que estarán más controlados y, sobre todo, tendrán menos efectos secundarios, que la cerveza.

Ahora que ya estás preparado para que no te la cuelen con los bulos y los mitos relacionados con la cerveza, recuerda que si te llega algún contenido que te huele mal, es importante que no lo compartas para no seguir difundiéndolo. También puedes enviárnoslo a nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 22 93 19) para que lo verifiquemos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento