El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha trasladado este martes su apoyo a la familia de la joven viguesa Déborah Fernández-Cervera y, aunque ha eludido pronunciarse sobre la aparición de un legajo sobre el caso, desconocido hasta ahora (localizado durante unas obras en dependencias policiales en Canillas, Madrid), ha insistido en que tienen el mismo objetivo, que es "esclarecer" lo ocurrido.

La familia de la joven viguesa Déborah Fernández-Cervera solicitará al juzgado de instrucción número 2 de Tui, que investiga la muerte y desaparición de la chica, que peritos de Lazarus Technology puedan estar presentes cuando se analice el teléfono móvil localizado en un legajo "desconocido hasta la fecha", y que ha aparecido tras unas obras en la sede policial de Canillas en Madrid. Asimismo, pedirá también disponer del teléfono para que Lazarus haga su propio informe.

Página 5 de 10