Encuentra las mejores tarjetas bancarias

Actualizado: 26/05/2021, 14:29

Hoy en día es difícil imaginar nuestra vida cotidiana sin utilizar ningún tipo de tarjeta, sea de crédito, de débito o prepago. A nadie le extrañará su popularidad, ya que hacen que las operaciones sean muy cómodas y sencillas permitiéndote sacar dinero de un cajero, ir de compras o pagar en tu restaurante favorito sin tener que estar contando dinero en efectivo.

Pero ante la gran variedad de tarjetas que hay en el mercado es importante que elijas la que más se adapta a tu vida. Sigue leyendo para conocer sus características y entre qué tipos de tarjetas puedes escoger.

TARJETAS DE CRÉDITO

Accede a una cantidad de crédito limitada.
Comparar tarjetas de crédito

TARJETAS DE DÉBITO

Utiliza los fondos depositados en tu cuenta.
Comparar tarjetas de débito

TARJETAS PREPAGO

Recarga solo el dinero que deseas gastar.

Comparar tarjetas prepago

¿Qué es una tarjeta bancaria?

Las tarjetas son un método de pago asociado a una cuenta bancaria que permite realizar compras sin utilizar dinero en efectivo. Suelen ser emitidas por las entidades financieras o algunos comercios (supermercados, gasolineras…). 

¿Por qué son útiles las tarjetas? Por su tamaño pueden guardarse en cualquier lugar y no tendrás que llevar un montón de monedas o billetes encima. Además, no solo permiten realizar pagos en establecimientos, también podrás sacar dinero en efectivo de un cajero o realizar pagos de impuestos desde el mismo cajero evitando pasar por la ventanilla de la oficina.

Tipos de tarjetas bancarias

Aunque tengan una apariencia similar, cada tipo de tarjeta tiene unas funciones y características propias.

Como cada cliente tiene un perfil diferente, en el mercado podemos encontrar varios tipos de tarjetas que ofrecerán servicios que se adapten a ellos. Ya tengas la necesidad de disponer de un poco de dinero por adelantado, de acceder al dinero de tu cuenta en cualquier momento o realizar pagos hasta una cantidad limitada, podrás encontrar la que más te convenga.

  • Tarjetas de crédito: permiten al cliente acceder a una cantidad de crédito limitada. Es decir, no se accede al dinero depositado en la cuenta, sino que el banco realiza un pequeño préstamo que se tendrá que devolver en el plazo acordado (suele ser a final de mes) y pagando un interés algo elevado. Aunque en la mayoría de bancos no se cobran intereses si se realiza el reembolso en el plazo correspondiente.
  • Tarjetas de débito: siempre deben ir asociadas a una cuenta bancaria, porque permiten que el cliente acceda a los fondos depositados en ella. Pueden utilizarse para pagar por bienes y servicios, sacar dinero en oficinas y cajeros, donde también podrás consultar el saldo de la cuenta y los movimientos realizados.
  • Tarjetas prepago: son tarjetas recargables, el cliente deberá cargar en ella el dinero que desea gastar para posteriormente poder utilizarla. Suele ser un método de pago muy seguro ya que el dinero expuesto en caso de pérdida, robo o fraude está limitado a la cantidad que se haya ingresado en la tarjeta.
  • Tarjetas revolving: el cliente tiene acceso a una línea de crédito que le permite pagar sus compras a plazos. Es similar a una tarjeta de crédito, pero con un pago de cuotas mensuales establecido. Siempre lleva asociado un coste ya que tiene un tipo de interés pactado por el pago de las cuotas.
  • Tarjetas virtuales: no son tarjetas físicas, sirven para realizar compras a través de internet. Igual que las tarjetas prepago, son recargables y solo permiten utilizar el saldo disponible en ellas.

¿Qué diferencia hay entre una tarjeta de crédito, de débito y una prepago?

Como ya has podido comprobar, no todas las tarjetas te permiten realizar la misma operativa. Para saber cuál te conviene más tienes que saber para qué la vas a utilizar: ¿solo quieres comprar online? ¿Necesitas crédito para llegar a fin de mes? ¿Quieres poder acceder a tu dinero de manera sencilla y en cualquier momento? 

En la siguiente tabla podrás conocer de un solo vistazo las características de cada tipo de tarjeta para poder contratar la que más te guste.

TarjetaCompras físicas / onlineFinanciar comprasAcceder a una cuenta corrienteRecargar saldoSacar dinero en cajeros
Tarjeta de créditoXX
Tarjeta de débitoXX
Tarjeta prepagoXX

¿Puedo tener más de una tarjeta?

Por supuesto. No existe ninguna limitación sobre el número de tarjetas que puedes tener. Puedes ser titular de varias tarjetas de crédito, débito o prepago para cubrir tus necesidades.

La única manera de tener problemas con el número de tarjetas de las que puedes ser titular es no haber pagado las deudas de tu tarjeta de crédito.  En este caso tendrías dificultades para que otro banco quisiera ofrecerte una y seguramente necesitarías acudir a otro tipo de financiación.

Ventajas de las tarjetas bancarias

Las ventajas de las tarjetas dependerán del tipo de tarjeta (crédito, débito, prepago…), pero también del proveedor con el que las contrates.  En general, se pueden destacar las siguientes:
  • Comodidad: podrás evitar llevar contigo dinero en efectivo y seguir realizando tus compras.
  • Control: podrás registrar las compras realizadas. Puede ser muy útil si estás intentando ahorrar y no sabes en qué estás gastando tu dinero.
  • Facilidad: ofrecen un método de pago sencillo. Solo tienes que acercar la tarjeta al TPV y teclear tu número PIN.
  • Versatilidad: podrás utilizarlas para realizar casi todas tus operaciones bancarias: pago en tiendas físicas, online, a través del móvil…
  • Seguridad: al no llevar dinero en efectivo no podrás perderlo. En caso de perder la tarjeta puedes inhabilitarla fácilmente.
  • Descuentos: muchas tarjetas llevan asociados descuentos en gasolineras o comercios, devolución de un porcentaje de los gastos o puntos acumulables por el uso de la misma.

Desventajas de las tarjetas bancarias

Como todo producto financiero, el uso de las tarjetas tiene muchas cosas buenas, pero antes de contratar la tuya debes leer detenidamente las condiciones que aceptas. Algunos de los aspectos menos ventajosos de las tarjetas se detallan a continuación:
  • Comisiones: muchas tarjetas bancarias tienen asociados una serie de costes, entre ellos las comisiones. Existen comisiones de emisión, de mantenimiento, por sacar dinero del cajero… Intenta conocer las comisiones que puede aplicarte tu banco por el uso de tus tarjetas.
  • Límite de fondos: en algunas tarjetas de débito la cantidad diaria que podrás retirar está limitada. Los mismo pasa en las tarjetas prepago ya que solo podrás gastar los fondos que hayas ingresado previamente en ella. Las tarjetas de crédito también suelen tener un límite de crédito al que tendrás que ajustarte.

  • Fallos: es posible que al pagar utilizando una tarjeta física esta esté estropeada o te encuentres en una situación donde el datáfono no puede leerla. En ese momento te quedarías sin la posibilidad de realizar tu compra a no ser que también lleves dinero en efectivo o puedas pagar utilizando tu móvil.

¿Para qué sirve una tarjeta bancaria?

Las tarjetas bancarias tienen una gran versatilidad. Nos ayudan a llevar a cabo nuestra actividad cotidiana de manera más sencilla y cómoda cuando realizamos compras o necesitamos disponer de nuestro dinero. Podremos utilizarlas para realizar las siguientes gestiones:

  1. Compras en comercios: las tarjetas nos permiten adquirir cómodamente los bienes y servicios que necesitamos.
  2. Compras online: una de las pocas maneras de realizar compras online es utilizando las tarjetas o algunas plataformas de pago.
  3. Sacar dinero del cajero: podrás disponer de dinero en efectivo al utilizar cajeros automáticos.
  4. Financiar compras: si dispones de una tarjeta de crédito podrás acceder a una línea de crédito que te permitirá disponer de una cantidad de dinero adicional para realizar tus compras.
  5. Utilizar seguros asociados: algunas tarjetas tienen un seguro de viaje o de accidentes que podrás utilizar siempre que cumplas los requisitos que se indiquen.

¿Puedo utilizar la tarjeta en el extranjero?

Sí, puedes utilizar tu tarjeta en el extranjero. 

Normalmente los bancos cobran un porcentaje como comisión por utilizar la tarjeta. 

Antes del viaje puedes informarte del coste asociado que puede tener realizar una compra o sacar dinero en un cajero fuera del país. Además, los cajeros de otros países también pueden cargarte una comisión adicional a la que cobra tu banco por utilizarlos.

Si al realizar un pago con tarjeta se te ofrece pagar en tu moneda o en la moneda local, es mejor elegir la moneda local. El tipo de cambio que se utiliza en estos casos suele ser perjudicial para quien está realizando el pago.

Si sueles viajar con frecuencia te conviene encontrar un banco que te permita operar en el extranjero de manera gratuita o con las mayores ventajas posibles.

¿Existen las tarjetas que devuelven o descuentan dinero?

Suele ser una característica asociada a las tarjetas de crédito, aunque también puede ocurrir en las tarjetas de débito y, en menor medida, en las prepago. 

Supone la devolución al titular de la tarjeta de un porcentaje del importe gastado en la realización de compras en determinados establecimientos, al repostar en gasolineras o al contratar viajes con determinadas compañías.

Esta devolución del importe puede realizarse mediante un cheque que se podrá gastar en tiendas seleccionadas, abonando el dinero en la cuenta corriente del titular de la tarjeta, o ampliando el límite de crédito en las tarjetas de crédito.

En el caso de realizarse un descuento, este se aplicará al precio final al comprar en algún establecimiento asociado y no se realizará ningún tipo de abono en cuenta.

¿Dónde puedo conseguir una tarjeta?

Tarjeta

Existen varias entidades que pueden ofrecer tarjetas de crédito, débito o prepago. Las más comunes son los bancos, pero también las ofrecen los comercios, supermercados y grandes almacenes.

  • Bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito: lo más común es acudir a la entidad en la que tienes tu cuenta y asociar una tarjeta a ella. Además suelen ofrecer la ventaja de tener una amplia red de cajeros desde donde retirar dinero en efectivo de manera gratuita y muchos no cobran comisiones a antiguos clientes.
  • Grandes superficies comerciales: suelen ofrecer tarjetas de crédito para utilizar en sus establecimientos. La mayoría permiten financiar grandes compras sin comisiones ni intereses para potenciar la compra entre sus clientes.
  • Establecimientos financieros de crédito: tienen un funcionamiento similar al de los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito. Por sus características suelen ofrecer, sobre todo, tarjetas de crédito.

¿Cómo puedo solicitar una tarjeta?

Lo más común es hacerlo a través de la página web de la entidad con la que quieres contratarla, pero también puedes visitar una oficina si quieres que te expliquen en persona las características del producto que vas a contratar. 

  • De manera presencial: puedes acudir a una oficina de la entidad que hayas seleccionado para solicitar tu tarjeta. Allí mismo se te informará de los documentos a aportar (normalmente sobrará con un documento de identificación) y de si tienes que abrir una cuenta en el caso de ser un nuevo cliente. En el caso de querer solicitar una tarjeta de crédito hará falta justificar los ingresos. La tarjeta tan solo tardará unos días en llegar a tu casa.
  • Online: deberás visitar la página web de la entidad que te ofrece la tarjeta que más se adapta a tu perfil y después seleccionar la tarjeta que quieres. Igual que de manera presencial, si eres un nuevo cliente es posible que tengas que abrir una cuenta en la entidad. Tras rellenar el formulario de solicitud con algunos datos personales básicos tendrás que enviar una fotocopia de los documentos que permitan tu identificación. Tu tarjeta llegará a tu casa pasados unos días tras su aprobación.

¿Cómo se activa una tarjeta bancaria?

La tarjeta llegará a tu casa mediante correo postal unos días después de haberla solicitado. Junto a ella vendrá una carta donde se indicarán las instrucciones para activarla por teléfono, online, mediante la app del banco o desde un cajero automático.

Al activar la tarjeta se te facilitará el PIN de la misma para poder seguir utilizándola en el futuro. Si vas a activar tu tarjeta mediante un cajero será necesario que conozcas el PIN con anterioridad, a veces viene por carta o, si no, puedes llamar por teléfono a tu entidad para que te lo comuniquen.

Es un proceso muy sencillo y completarlo te llevará apenas unos minutos.

Robo o pérdida de las tarjetas bancarias: cancelación y bloqueo

Hace unos años el robo o la pérdida de la tarjeta podía ser un auténtico quebradero de cabeza. Actualmente, pasado el sobresalto inicial, es muy sencillo solucionarlo. Solo tendrás que entrar en la app de tu banco y cancelar o desactivar tu tarjeta. También puedes llamar por teléfono al banco y comunicar lo ocurrido para que desactiven tu tarjeta. 

En caso de hurto es importante denunciar el robo a la policía para poder reclamar en caso de un uso indebido de la misma, además de comunicárselo al banco.

Aun así, es importante que tomes ciertas medidas de seguridad con tus tarjetas. 

No lleves el código PIN apuntado en la tarjeta o en ningún sitio cercano. Tampoco pongas un PIN sencillo como 1234 o tu cumpleaños.

Intenta no salir de casa con tarjetas que no vayas a utilizar, es más fácil que las pierdas o te las roben si las llevas encima.

No compres en internet utilizando tu tarjeta a través de páginas web que no conozcas o que parezcan muy fiables.

En conclusión

El mercado está repleto de opciones a la hora de escoger tarjetas bancarias. A lo largo de este artículo se han explicado los aspectos más relevantes a tener en cuenta para escoger la que más se adapte a tu perfil de cliente. Si todavía necesitas más información, haz clic en el siguiente botón para comparar entre las mejores tarjetas bancarias que se ofrecen.

Comparar tarjetas bancarias