Compara y encuentra la mejor hipoteca

Actualizado: 25/05/2021, 10:17

Si estás pensando en comprar una vivienda seguramente necesitarás información sobre cómo financiarla. Desde el inicio de la pandemia el mercado inmobiliario ha estado algo convulso. Los precios han disminuido ligeramente y algunas entidades ofrecen facilidades para contratar hipotecas con ellos.

Si quieres saber si te conviene una hipoteca fija, mixta o variable, si podrás financiar el 100% de la vivienda o qué requisitos necesitarás cumplir para pedirla, a continuación encontrarás las mejores ofertas de hipotecas del mercado.

Mejores préstamos hipotecarios

Hipoteca variable

Hipoteca variable - BBVA

Tarjeta de credito - Wizink

Interés

Euribor + 0,99%

TAE

2,52 % (variable)

TIN

 1,99 % (1 año)

  • Financia hasta el 80 %
  • Importe mínimo: 20.000 €
  • Importe máximo: 1.600.000 €
  • Plazo máximo: 40 años

Hipoteca fija

Hipoteca fija - BBVA

Tarjeta de credito - Wizink

TAE

2,50 % - 2,93 %

TIN

2 % - 2,45 %

  • Plazo: entre 15 y 30 años
  • Financia hasta el 80 %
  • Importe mínimo: 20.000 €
  • Importe máximo: 1.600.000 €

Hipoteca fija - Younited

Tarjeta de credito - Wizink

TAE

1,94 % - 2,93 %

TIN

1,30 % - 2,45 %

  • Plazo: entre 15 y 30 años
  • Financia hasta el 80 %
  • Importe mínimo: 20.000 €
  • Importe máximo: 1.600.000 €

Préstamo para hipoteca - Fintonic

Tarjeta de credito - Wizink

TAE

4,75 % (variable)

TIN

4,65 % (variable)

  • Encuentra el mejor préstamo fácilmente
  • Importe mínimo: 1.000 €
  • Importe máximo: 50.000 €
  • Plazo máximo: 8 años

¿Qué es una hipoteca?

Hipoteca

Una hipoteca es un tipo de préstamo destinado a la compra de una vivienda. Suelen ser préstamos de muy larga duración en los que el cliente tiene que pagar los intereses, gastos y comisiones que se derivan del mismo y devolverlo en el plazo acordado. Pero este tipo de préstamos tienen una característica muy distintiva que los diferencia de los demás, es una garantía específica por el inmueble adquirido. De esta manera, si el cliente no pagara el préstamo, la vivienda actuaría como garantía de cobro para la entidad financiera.

Tipos de hipotecas

Podemos diferenciar las hipotecas, principalmente, por el tipo de interés que se paga por ellas. No se debe olvidar que una hipoteca es un préstamo y, como tal, una de las características más importantes a observar es el interés.

  • Hipotecas a tipo de interés variable: una de las características principales de este préstamo es que su interés está compuesto por un diferencial fijo más un índice de referencia. Este índice de referencia (euríbor) afecta a las cuotas que deben pagarse en el préstamo, ya que si sube provoca un efecto al alza de la cuota, y si baja la cuota a pagar disminuye.
  • Hipotecas a tipo de interés mixto: son préstamos cuyo tipo de interés varía a lo largo del tiempo. Durante los primeros años suele tener un tipo de interés fijo, que pasa a ser variable pasado este tiempo y hasta el final.
  • Hipotecas a tipo de interés fijo: es un préstamo con una cuota invariable hasta el final del mismo. El interés es fijo, por lo que el cliente sabe lo que tendrá que pagar desde el momento de la firma hasta la finalización del préstamo.

HIPOTECA VARIABLEHIPOTECA MIXTAHIPOTECA FIJA
Interés variable actualizado según el euríborPrimer tramo: interés fijo / Segundo tramo: interés variableInterés fijo
Interés menorPrimer tramo: interés mayor / Segundo tramo: interés menorInterés mayor
Cuota variable en función del euríborPrimer tramo: cuota estable / Segundo tramo: cuota variableCuota fija
Plazo devolución mayorPlazo devolución similar a hipoteca variablePlazo de devolución menor

Al elegir una hipoteca es conveniente que tengas en mente que no existe una mejor que otra, depende de las preferencias de cada cliente: algunos preferirán la tranquilidad de saber cuánto pagar en cada cuota y otros preferirán unos costes menores aunque tengan la incertidumbre de si estos subirán en el futuro.

¿Cómo afecta el euríbor a mi hipoteca?

Quizá te estés preguntando qué es el euríbor que afecta al interés pagado por las hipotecas variables.

El euríbor es el tipo de interés que afecta a las operaciones entre los bancos europeos. Es decir, es el precio al que los bancos se prestan el dinero.

Aunque existen otros, el euríbor es el tipo de interés de referencia que más se utiliza en las hipotecas. Está muy ligado a la situación económica de los países de la zona euro y a la inflación. 

Cuando en el mercado hay poco dinero en circulación, el euríbor sube. Esto se debe a que es difícil acceder al dinero, por lo que quien quiera adquirirlo tendrá que pagar más por él.

Si, por el contrario, la economía fluye correctamente y hay mucho movimiento de dinero, el euríbor bajará.

Desde hace unos años, el euríbor es negativo. Esto se debe a políticas del Banco Central Europeo como mantener sus tipos de interés al 0% o la facilidad de depósito en el -0,5%. Esto significa que si los bancos dejan su dinero depositado en el BCE, se verán penalizados, es por ello que prefieren que el dinero circule.

Esto ha afectado a la rentabilidad que actualmente obtienen los bancos por los intereses de las hipotecas variables beneficiando a los clientes de los mismos. Debido a ello, se ha advertido que la banca está realizando mejoras en las condiciones de sus hipotecas fijas.

Encontrar la mejor hipoteca

A la hora de elegir tu hipoteca es necesario que compares una serie de variables para conocer sus condiciones y poder elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

  1. Tipo de interés: es uno de los elementos más importantes ya que determina el coste a pagar por disponer del dinero. Deberás estudiar con detenimiento si te conviene un interés fijo, uno mixto o uno variable.
  2. Comisiones: las comisiones son gastos adicionales a los que tendrás que hacer frente por solicitar tu hipoteca. Las más comunes son las comisiones de apertura y estudio, pero también podrás soportar comisiones por amortización anticipada, por cambio de moneda… Además de los costes de tasación, notarios, registros, tasaciones administrativas…
  3. Cantidad máxima a financiar: tendrás que saber qué porcentaje del valor de la vivienda te financia el banco. Algunas veces puede ser el 100%, pero lo normal es que tengas que aportar algo de dinero como entrada.
  4. Plazo: es el tiempo que tiene el cliente para devolver el dinero. Cuanto más se extienda en el tiempo, menores serán las cuotas a pagar, pero mayor será la cantidad de intereses pagados.
  5. Vinculaciones: son productos que el banco obliga a contratar por concederte el préstamo hipotecario. Algunos de los productos que pueden intentar vincular a tu préstamo son seguros de hogar, seguros de vida, seguros de daños…

Es importante que leas detenidamente el contrato para evitar firmas cláusulas que te perjudiquen en el futuro y para no contratar productos asociados indeseados que pueden suponerte grandes costes.

Ventajas de los préstamos hipotecarios

  • Comprar una vivienda sin realizar un gran desembolso inicial
  • Es desgravable en la declaración de la renta
  • Puedes ajustar el plazo de pago a tus necesidades
  • Las cuantías de dinero prestadas son mayores que en otros préstamos
  • Los intereses son menores que en otros préstamos

Desventajas de los préstamos hipotecarios

  • Plazo de pago prolongado
  • Debido a los intereses y comisiones el precio de la vivienda se encarece
  • Si no puedes pagar tus cuotas el banco puede embargar tu vivienda
  • Pueden exigir la contratación de productos vinculados

¿Quién puede ofrecer una hipoteca?

Los tipos de entidades que pueden ofrecerte hipotecas son muy limitados, ya que suelen ser préstamos de cantidades muy grandes que se alargan mucho en el tiempo. Para solicitar tu hipoteca puedes acudir:

  • Bancos: es una de las opciones más utilizadas. Los clientes tienen mucha información a su disposición y pueden contrastar fácilmente las ofertas de los diferentes bancos. Además, suelen tener las condiciones más competitivas.

  • Establecimientos financieros de crédito: no es tan común como la primera, pero en caso de que el banco denegara tu solicitud, siempre puedes acudir a estas entidades. La ventaja es que tienen unas condiciones más flexibles, pero a cambio tendrás que soportar unos intereses y costes mayores.

Otras formas de financiar la adquisición de una vivienda

Si no puedes o no quieres contratar un préstamo hipotecario para pagar tu vivienda, tienes otras alternativas a tu disposición.

  • Alquiler con opción a compra: se realiza un contrato con el propietario para vivir en la casa durante un periodo de tiempo establecido, una vez pasado ese plazo el inquilino podrá comprar la vivienda al precio pactado en la formalización del contrato.

  • Préstamos: puedes pedir un préstamo no hipotecario por la cantidad que tengas que abonar. Debes fijarte en el importe máximo y en el tipo de interés, que suele ser mucho más alto que en los préstamos hipotecarios.

  • Financiación alternativa: como donaciones de familiares con los que podrías ahorrarte el coste de los intereses bancarios.

Requisitos para solicitar una hipoteca

Debido a la gran suma de dinero que se solicita cuando se accede a un préstamo hipotecario, los bancos piden una serie de requisitos a cumplir para asegurarse de que vas a ser capaz de devolver el dinero.

  • Ser mayor de edad.
  • Tener dinero ahorrado disponible, ya que pocas veces los bancos financian el 100% del coste del inmueble.
  • Fuente de ingresos estable y suficiente para hacer frente a la hipoteca.
  • No tener deudas pendientes.
  • No estar inscrito en el ASNEF

¿Puedo solicitar una hipoteca con ASNEF?

Es muy difícil que encuentres una entidad bancaria que te proporcione un préstamo hipotecario si estás incluido en una lista del ASNEF. 

Pero puedes acudir a otras entidades que te dejarán dinero para adquirir tu vivienda. Es probable que el porcentaje del coste que te cubran sea mucho menor y que los intereses sean más elevados, pero podrás acceder al dinero tras estudiar y aceptar tu caso.

Documentación necesaria para solicitar una hipoteca

 

Documentación

Los bancos deben asegurarse de que eres apto para recibir un préstamo hipotecario, por ello te pedirán una serie de documentos que acrediten tu identidad y situación económica.

  • Documentación personal (DNI/NIE)
  • Declaración de la renta
  • Nómina o pagos de IVA y de la Seguridad Social
  • Extractos bancarios
  • Escrituras de otras propiedades
  • Información sobre deudas o préstamos anteriores

Son los más comunes, aunque según la entidad con la que contrates tu préstamo hipotecario, los documentos exigidos pueden ser unos u otros. Una vez obtenidos todos estos datos, el banco estudiará la viabilidad del préstamo y te notificará su aceptación o su rechazo.

Si se acepta, se te hará una oferta vinculante donde se especificarán todas las características del préstamo. Léela bien e infórmate sobre los puntos que no entiendas para evitar contratar algo que no deseas.

 

¿Se puede amortizar una hipoteca anticipadamente?

Sí. Puedes adelantar una parte o el total del pago de la deuda, de esta manera reduces tu deuda o el número de años que te quedan por pagar.

Si amortizas la hipoteca en su totalidad, la deuda desaparecerá.

Si amortizas la hipoteca parcialmente pueden ocurrir dos cosas.

  • Disminuye la cuota a pagar y la duración permanece.
  • Disminuye el plazo.

Infórmate con la entidad que te ha concedido el préstamo hipotecario para asegurarte de conocer bien los términos.

¿Qué pasa si no puedo devolver la hipoteca?

Es posible que tengas que responder con todos tus bienes presentes y futuros si se produce un impago de las cuotas.

Si se produce un retraso en el pago de las cuotas la entidad suele cobrar intereses de demora y seguramente también deberás abonar una reclamación por las cuotas impagadas.

Si prevés que tus impagos van a suponerte un problema, es importante que acudas a tu entidad e intentes llegar a un acuerdo para ver qué opciones te ofrece.

Si este impago se prolonga en el tiempo las entidades podrán reclamar por vía judicial o de manera extrajudicial el importe del préstamo que todavía no haya sido pagado. Al ser un préstamo hipotecario, el inmueble suele estar como garantía. Esto permite a la entidad solicitar la ejecución de la hipoteca para cubrir la deuda.

En este caso se habría perdido la cantidad del préstamo amortizada antes del impago, además del inmueble.

En conclusión

La adquisición de una vivienda suele ser una de las decisiones financieras más importantes y más meditadas que suele hacer una persona a lo largo de su vida. Antes de dar el paso es necesario que cuentes con toda la información disponible sobre los tipos de hipotecas y los aspectos más importantes a tener en cuenta. Si quieres conocer algunos de los mejores préstamos hipotecarios haz clic a continuación.

 

Comparar préstamos hipotecarios