Mejores cuentas remuneradas con alta rentabilidad.

Actualizado: 03/06/2021, 18:16

Si te interesa el ahorro de tu dinero, te habrás fijado en que cada vez es más difícil encontrar productos que ofrezcan gran rentabilidad sin asumir ningún riesgo. Las cuentas remuneradas pueden ser una buena opción para aquellos que tengan cierto capital y quieran obtener rentabilidad por él. 

A continuación se detallaran las características más destacadas de estas cuentas que te permitirán decidirte por la mejor cuenta remunerada según los intereses ofrecidos, el plazo durante el que los ofrezcan, la cantidad máxima a remunerar, sueldo mínimo a domiciliar…

Habrás observado que existen diversos tipos de cuentas remuneradas que ofrecen unos intereses más altos o más bajos, y lo mismo pasa con las comisiones. Las cuentas remuneradas son, en su mayoría, cuentas sin comisiones. Por lo que muchas veces no tendrás que preocuparte por las comisiones de administración, mantenimiento o de transferencias.

Además, algunas cuentas remuneradas difieren mucho de otras según la vinculación que exigen: algunas no te pedirán ninguna vinculación mientras que otras pueden exigir la domiciliación de la nómina, un tiempo mínimo de permanencia, la contratación de otro servicio del banco o el ingreso de un mínimo mensual.

En resumen, si buscas la mejor cuenta remunerada no te fijes solo en el interés, muchos bancos ofrecen un TAE o TIN que parecen atractivos, pero exigen fuertes condiciones de vinculación, una operativa en la cuenta muy limitada e incluso costes por la emisión de una tarjeta. Lo ideal sería fijarse en que proporcione una buena TAE y sea una cuenta remunerada sin comisiones excesivas, evitando la necesidad de asumir elevados requisitos de vinculación.

A continuación podrás encontrar la mejor cuenta remunerada que se adapte a tus preferencias y necesidades.

Mejores cuentas remuneradas sin comisiones de junio 2021

Cuenta de ahorro BRAbank

Brabank
  • Rentabilidad del 0,21 % TAE
  • Contratación 100 % online
  • Sin comisiones

  • Importe mínimo 5.000 €
Es una cuenta idónea si buscas obtener una remuneración fija mensual por el dinero depositado en ella.

Cuenta de ahorro Coop Pank

Coop pank
  • Rentabilidad del 0,26 % TAE
  • Contratación 100 % online
  • Sin comisiones

  • Importe mínimo 5.000 €

Disfruta de las comodidades de una cuenta que ofrece un interés variable que te ayuda a incrementar tu dinero con la comodidad de poder acceder a tus fondos en cualquier momento.

Cuenta de ahorro Progetto

Banca Progetto
  • Rentabilidad del 0,05 % TAE
  • Contratación 100 % online
  • Sin comisiones

  • Importe mínimo 10.000 €

Cuenta de ahorro con interés variable que te permite ahorrar poco a poco.

¿Qué es una cuenta remunerada?

Es un producto de ahorro sin riesgo. Muchas veces el término "cuenta remunerada" se utiliza como sinónimo de cuenta de ahorro porque también ofrece un tipo de interés determinado por el dinero que se haya depositado en ella. Pero también comparte características con las cuentas corrientes.

En una cuenta remunerada puedes obtener una mayor rentabilidad que en una cuenta de ahorro y seguir manteniendo tus ahorros disponibles, pero seguramente tendrás que asumir unas condiciones de vinculación más estrictas.

Por otro lado, una cuenta remunerada puede tener una operativa mucho más limitada que una cuenta corriente, aunque también puede admitir la domiciliación de la nómina o la emisión de tarjetas o transferencias. 

Con una cuenta remunerada podrás:

  • Tener liquidez sobre tu dinero.
  • Obtener una remuneración por tus ahorros.
  • Realizar transferencias.
  • Domiciliar tus recibos y tu nómina.
  • Vincular tarjetas.

¿Cómo elegir la mejor cuenta remunerada?

Antes de decidirte por una cuenta remunerada u otra debes tener claro en qué aspectos fijarte para saber con qué banco puedes maximizar tu ahorro. No debes olvidar que la mejor oferta siempre será la que cubra tus necesidades, es decir, aquella que ofrezca las condiciones que se adapten mejor a lo que estás buscando.

Para poder tomar una decisión adecuada, debes tener en consideración el análisis de todas las opciones:

  • Interés: puede presentarse como TIN y TAE. La elección de uno u otro dependerá de si el interés ofertado por el banco cambiará con el tiempo o se mantendrá. La TIN tiene en cuenta la remuneración del banco durante un determinado periodo que puede ser mensual, trimestral o anual. La TAE ofrece una mayor exactitud ya que, además de tener en cuenta mucha más información (cantidad invertida, plazo, periodicidad de liquidación de intereses…), se expresa sobre una base anual, por lo que permite una comparativa más sencilla.
  • Plazo: es el período durante el cual el banco seleccionado nos mantiene la rentabilidad ofrecida. Muchos bancos ofrecen una retribución inicial muy elevada solo durante unos meses y después esta cantidad disminuye. Es muy importante que tengas en cuenta el plazo de retribución.
  • Limitaciones de saldos: muchas cuentas remuneradas tienen una cantidad máxima sobre la que aplicar sus intereses. También puede ocurrir que para que se apliquen los intereses sobre tu saldo debas tener una cantidad mínima de dinero en la cuenta.
  • Cantidad máxima remunerada: relacionado con lo anterior, algunas entidades ofrecen una cantidad máxima a remunerar. Por ejemplo, el banco ofrece una cantidad máxima de remuneración de 130€, independientemente del saldo que hayas depositado en la cuenta.
  • Gastos: para poder maximizar nuestro ahorro, lo más importante es fijarnos en una cuenta que tenga las mínimas comisiones. No es difícil encontrar cuentas remuneradas sin comisiones y es una buena manera de reducir los gastos.
  • Vinculación: deberás fijarte en si la cuenta remunerada te obliga a contratar productos con el banco. Suele pasar en las cuentas remuneradas que ofrecen intereses muy altos.

Ventajas de las cuentas remuneradas

Ahora que ya sabes lo básico sobre las cuentas remuneradas, es momento de explicarte qué beneficios puede tener para ti abrir una cuenta remunerada en vez de una de ahorro o realizar otro tipo de depósito.
  • Liquidez: como ya se ha comentado anteriormente, el titular de la cuenta remunerada puede acceder a sus ahorros en todo momento. Es una de las características que la asemeja a las cuentas de ahorro y la aleja, por ejemplo, de los depósitos a plazo fijo.
  • Rentabilidad: las cuentas remuneradas ofrecen rentabilidad por los ahorros depositados en ella. Estos intereses se abonarán en la cuenta del titular sin tener que mantener el dinero durante un periodo prolongado de tiempo preestablecido.
  • Operativa: a diferencia de las cuentas de ahorro, una cuenta remunerada te permite realizar diferentes operaciones bancarias: transferencias, domiciliaciones, vinculación de tarjetas…
  • Protección: el dinero depositado en una cuenta remunerada no varía en función de ningún mercado, está garantizado. Es un producto muy seguro cuando hay inestabilidad económica y aporta la seguridad que muchos ahorradores necesitan para animarse a conseguir rentabilidad por sus ahorros.

Desventajas de las cuentas remuneradas

Como todo producto financiero, las cuentas remuneradas también presentan una serie de características que pueden no ser favorables para todos los usuarios.
  • Rentabilidad: aunque este mismo apartado sale en las ventajas porque es mejor conseguir algo de rentabilidad por tu dinero que no conseguir nada, lo cierto es que los intereses ofrecidos por las cuentas remuneradas ha ido disminuyendo con el tiempo. Muchas veces la baja rentabilidad desincentiva este tipo de ahorro favoreciendo otros un poco más arriesgados.
  • Productos vinculados: es común ver que las cuentas remuneradas ofrecen una alta rentabilidad, pero para poder acceder a ella suele ser necesaria la contratación de productos ofrecidos por la entidad bancaria, como puede ser domiciliar una nómina con un importe mínimo establecido.
  • Comisiones: igual que en muchos otros tipos de cuentas, algunas comisiones pueden ser demasiado elevadas, aunque hoy en día es muy fácil comparar qué banco te ofrece las menores comisiones.
  • Saldo y rentabilidad máxima: algunas cuentas remuneradas suelen tener un saldo máximo a partir del cual no se remunera o una cantidad de rentabilidad máxima a pagar. Suele pasar cuando las cuentas ofrecen rentabilidades muy elevadas.

¿Cómo puedes ingresar dinero en tu cuenta remunerada?

Hay diversas maneras de ingresar dinero en una cuenta remunerada, muchas de ellas llevan asociada la domiciliación de una nómina, la jubilación o algún tipo de prestación. También pueden exigirte el ingreso mínimo de un determinado capital al mes. Podrás realizar transferencias de capital desde otra cuenta si así lo deseas o si estás obligado a mantener un saldo mínimo.

¿Puedes sacar dinero de una cuenta remunerada?

Como se ha comentado anteriormente, la cuenta remunerada es un híbrido entre una cuenta de ahorro y una cuenta corriente. Por lo tanto, gracias a su similitud con las cuentas corrientes sí puedes extraer dinero de ella. Las maneras más comunes de hacerlo son realizando una transferencia a otra cuenta, realizando pagos con una tarjeta vinculada a la cuenta o mediante el pago de recibos domiciliados. 

No debes olvidar que en la contratación de algunas de estas cuentas se obliga al cliente a obtener una tarjeta asociada o a domiciliar el pago de un mínimo número de recibos, por lo que será este mismo contrato el que te indique que sí puedes retirar tu dinero.

¿Cómo puedo abrir una cuenta remunerada?

Hay varias formas de abrir una cuenta remunerada en una entidad. Muchas personas optan por abrirse una de estas cuentas en la entidad donde ya tienen otro tipo de cuenta (cuenta corriente, cuenta nómina…). Otras, se fijan en las condiciones que ofrecen otros bancos y deciden abrirse allí su cuenta remunerada.

Si decides abrir tu cuenta remunerada en una entidad nueva, lo primero que tendrás que hacer es preparar los documentos básicos que necesitarás:

  • Residentes: tu DNI/NIF o tarjeta de residente (NIE).
  • No residentes: certificado oficial de no residente, de empadronamiento y documento de identificación.
  • Datos de contacto como correo electrónico o número de teléfono.
  • Algunos bancos podrán pedirte que justifiques una renta mínima para acceder a determinados planes, dependerá de la entidad bancaria y del servicio a contratar.

Después tendrás que decidir cómo vas a abrir tu cuenta. Podrás hacerlo de manera física en una oficina u online

Si vas a hacerlo de manera física será mejor que lo hagas en la oficina que se encuentre más próxima a tu domicilio, ya que será a la que tengas que acudir para realizar operaciones. El empleado nos guiará y nos solicitará los documentos necesarios para la formalización del contrato de apertura de la cuenta.

Los bancos han aprovechado la apertura de cuentas por internet para agilizar mucho el proceso. Necesitarás acceder a la banca online mediante la página web o la app móvil. Tendrás que rellenar el formulario, enviar una copia de tu DNI, verificar tu identidad mediante una videollamada o selfie y, además, será conveniente tener el móvil cerca para poder realizar la firma del contrato.

Posteriormente tendrás que solicitar la apertura del producto que te interese, en este caso la cuenta remunerada. El banco podrá pedirte los documentos que necesite para abrirla, sobre todo si exige la vinculación de otros productos o servicios como pueden ser la domiciliación de la nómina o de algunos recibos.

Si decides abrir tu cuenta remunerada en tu entidad de siempre, será mucho más sencillo ya que solo tendrás que solicitar la contratación de la cuenta remunerada. Estudia detenidamente los requisitos que te piden. Pueden ser domiciliar tu nómina, tu pensión o realizar unos ingresos mínimos al mes. Si la apertura de la cuenta exige la contratación de productos o servicios vinculados, el banco podrá pedirte los documentos necesarios para la formalización.

Si quieres cerrar completamente tu cuenta remunerada…

Si quieres es cerrar tu cuenta remunerada tendrás que solicitar su cancelación. Será conveniente que antes realices un traspaso del dinero que tengas en ella a otra cuenta donde puedas disponer de él.

Además tendrás que tener en cuenta las condiciones bajo las que contrataste tu cuenta remunerada, ya que a veces la rentabilidad va asociada a una serie de obligaciones.

Si tienes recibos domiciliados, debes domiciliarlos antes en otra cuenta para que no te generen deudas o impagos. 

Después podrás iniciar la cancelación yendo a la oficina presencialmente o, también, online

Por último, podrás solicitar el justificante de cierre de la cuenta para que quede constancia de que la relación contractual ha finalizado.

En conclusión

Si necesitas consultar más información para encontrar cuál es la mejor cuenta remunerada, haz  clic a continuación para acceder a las ofertas de los bancos más destacados.
Comparar cuentas remuneradas