PUBLIRREPORTAJE
Conducir un dron puede abrirte las puertas al mundo laboral.

Piloto de dron: una profesión con futuro

El desarrollo tecnológico está dando paso a nuevas oportunidades profesionales hasta ahora desconocidas. Una de ellas es la de piloto de dron, una ocupación interesante y amena que está adquiriendo protagonismo y que se postula como una de las salidas laborales más novedosas del sector de las tecnologías.

Los drones han pasado de ser un artilugio curioso a convertirse en una herramienta de gran utilidad. Estos vehículos aéreos no tripulados, que parecían vinculados a la ciencia ficción, han pasado a realizar tareas importantes en infinidad de sectores. Pilotar un dron es hoy una salida profesional de futuro que vale la pena considerar.

Para poder pilotar un dron es preciso obtener una titulación oficial a través de la realización del correspondiente curso de piloto de drones (RPAS) que permita adquirir los conocimientos necesarios para manejar a la perfección este tipo de aeronave. Asegurarse de elegir una escuela de prestigio que permita obtener los contenidos teóricos necesarios y las horas de práctica de vuelo suficientes, se hace imprescindible para adquirir el nivel exigido a un piloto profesional.

Salidas profesionales

Los drones se emplean ahora de forma habituales en numerosas actividades: agricultura, ganadería, vigilancia, toma de imágenes para cine o TV… y la lista de oportunidades crece día a día.

  • Vigilancia

Los agricultores y ganaderos han encontrado en los drones unos perfectos aliados para vigilar los campos, los rebaños o el estado de las pistas forestales. Estos vehículos aéreos no tripulados son especialmente útiles en las zonas poco accesibles y que requieren una inspección periódica. Por ejemplo, de cara al verano, la prevención de incendios adquiere una enorme importancia y ahí los drones están cobrando ya protagonismo.

La revisión del estado de edificios y construcciones es otro ámbito laboral que está pasando a mano de los drones.

  • Salvamento marítimo y terrestre

Los drones son capaces de sobrevolar cualquier terreno o superficie, por eso se están utilizando para evaluar salvamentos complicados en mar o en montaña. También son muy útiles en caso de incendios, porque ayudan a localizar la situación del fuego y a evaluar su afectación.

  • Grabación de imágenes para producciones audiovisuales 

Uno de los usos más extendidos de los drones es el de la filmación de imágenes para una amplia tipología de producciones audiovisuales: programas de televisión, tomas aéreas para cortos y largometrajes, información meteorológica, documentales, publicidad, videos corporativos, videoclips, etc. Incluso en el ámbito de los reportajes de boda se está introduciendo últimamente el uso de vehículos aéreos no tripulados.

  • Estudios científicos

Las ciencias naturales se están sirviendo también de los drones para ampliar conocimientos. Este uso es especialmente relevante en el estudio de fenómenos meteorológicos y en la sismología. La erupción de volcanes, las tormentas y este tipo de fenómenos naturales se pueden observar ahora de cerca gracias a los drones y sin necesidad de exponer la integridad física de pilotos de avión o helicóptero.

  • Mediciones

Otra utilidad de los drones que puede ofrecer salidas profesionales es la medición de superficies desde el aire. En este sentido, resultan muy útiles para estudios de ingeniería o procesos relacionados con la construcción de edificaciones o infraestructuras.