INFORME ESPECIAL 
Un fotograma del nuevo anuncio de Teka.

La emocionante historia entre un padre y su hijo que se está haciendo viral

El nuevo anuncio de Teka, bajo el lema Donde se cocina la vida, es una oda al amor a la cocina, capaz de unir a base de recuerdos y sabores.

¿Tu comida favorita son las croquetas de tu madre? ¿Visitas la casa familiar y te vas de allí con provisiones para dos semanas? ¿Las palabras pan y chocolate te transportan hasta tu más tierna infancia?

La comida no es solo una necesidad; es un placer y un vínculo. Gracias a ella podemos viajar en el tiempo y recordar sentimientos dormidos hasta entonces, emocionarnos y disfrutar de experiencias inolvidables. Es una gran forma de unión, más todavía si los sabores nos evocan momentos de nuestra vida que creíamos olvidados.

Es increíble lo que la cocina puede hacernos sentir, y ese pretexto es el que ha utilizado Teka en su nuevo anuncio, con el que es imposible contener las lágrimas; en tan solo cuatro días, ya acumula 300.000 visualizaciones, además de situarse como una de las tendencias de Twitter con más de 4.000 mensajes.

Una historia entre un hijo y su padre que ha llegado para emocionar a cualquiera que haya disfrutado de la magia de un plato casero en cada una de sus cucharadas.

La comida es uno de los puntos que más unión genera, y el momento de unirse en torno a una mesa es algo que siempre recordamos con una sonrisa en los labios. No solo con los platos que adoramos (seas de paella o de cocido), sino también por aquellos que iban acompañados de un tajante "come y calla" y que ahora desearíamos saber hacer la mitad de bien.

Hace mirar atrás, pero también en la distancia. Si preguntas a cualquier español que vive en el extranjero qué es lo que más añora de su país, la respuesta será prácticamente unánime: la comida. Y es que como en casa en ningún sitio; volver supone volver a degustar un buen plato de lentejas, una tortilla de patatas hecha con todo el amor del mundo o unas migas para chuparse los dedos. Es cuestión de gustos, pero todos estamos de acuerdo en algo: entre esos fogones es donde se cocina la vida.