INFORME ESPECIAL NUTRICIÓN

¿Cuáles son los alimentos con más azúcar que toman los niños?

  • Debido al aumento del consumo de azúcares añadidos por los pequeños del hogar, empresas del sector alimentario como Coca-Cola fomenta, un consumo responsable de este grupo alimentario, mejorando sus fórmulas.

El chocolate, los refrescos con azúcar o la bollería son algunos de los alimentos que más azúcares añadidos aportan a la alimentación de los niños. Sin embargo, no son los únicos. Aunque el consumo de estos productos es menor, por el conocimiento general de su cantidad de sacarosas, existen otros alimentos cuyo aporte es igual o superior al de los anteriores y que pasan desapercibidos.

El informe 'Ingesta dietética en azúcares y fuentes en la población española', realizado por ANIBES, ha determinado los alimentos consumidos entre los niños de 9 a 12 años que más azúcares añadidos contienen. La investigación aporta un gran avance dentro del sector, al ser la primera que divide los azúcares intrínsecos y añadidos de los alimentos. Empresas del sector alimenticio como Coca-Cola se basan en estos informes para mejorar la composición de sus productos y adecuarlos a los parámetros nutricionales recomendados.

Según los datos los datos publicados en 2015 por la Organización Mundial de la Salud, los niños son el grupo más propenso, junto a los adolescentes, a exceder el porcentaje recomendado de consumo de azúcares añadidos, entre un 9,8% y un 10%. Una ingesta superior a la media que se debe, según la investigación de ANIBES en niños de 9 a 12 años, al consumo excesivo de estos diez alimentos que suponen el 95% de la contribución de esta fuente alimentaria en la dieta de los pequeños del hogar.

El producto que más azúcares añadidos contiene es el chocolate, suponiendo un 22,70 % del total de azúcares consumidos. A éste le siguen los refrescos con azúcar, con un aporte del 17,90%, la bollería y pastelería (16,10%), yogur y leches fermentadas (8,32%), zumos y néctares (6,57%), azúcar (5,27%), cereales de desayuno y barritas (4,06%), bebidas para deportistas (1,59%), mermeladas (1,53%) y precocinados (1,00%).

Ante esta preocupación por el alto consumo de sacarosas, Coca-Cola ha invertido en la mejora de sus recetas hasta conseguir que el aporte de azúcar añadido de sus refrescos sea nulo.