INFORME ESPECIAL SOSTENIBILIDAD

El crecimiento sostenible, de expectativa a realidad

  • Coca-Cola European Partners ha publicado el Informe de Sostenibilidad 2016, con el que reafirma su compromiso con el entorno.

La empresa auxiliar de The Coca-Cola Company para Europa Occidental y el mayor embotellador independiente de la compañía en el mundo por ingresos netos, Coca-Cola European Partners, acaba de publicar su Informe de Sostenibilidad 2016, una memoria que ha mostrado su firme compromiso con el entorno.

Para conocer las principales preocupaciones de los consumidores, Coca-Cola European Partners se reunió en 2016 con los grupos de interés para incorporar sus puntos de vista y expectativas al nuevo plan de sostenibilidad.

A lo largo del pasado año, la compañía abordó los retos de la sociedad actual desde distintas perspectivas. Entre los desafíos a los que tuvo que enfrentarse se encuentran la lucha contra la obesidad -actualmente, el 38% de los productos de la compañía son sin azúcar o bajos en calorías y, además, han conseguido una reducción promedio de calorías del 21,4% desde 2010-, la apuesta por el reciclaje -con el desarrollo de envases más sostenibles-, la reducción de las emisiones contaminantes, la protección del agua, la implantación de una cadena de suministro comprometida, el apoyo a las comunidades locales y la creación de lugares de trabajo diversos e inclusivos.

NUEVO 'CÓDIGO DE CONDUCTA EMPRESARIAL'
En 2017, Coca-Cola European Partners también puso en marcha un nuevo 'Código de Conducta Empresarial', aprobado por el Consejo de Administración y supervisado por el departamento de Ética y Cumplimiento. Este nuevo reglamento, de aplicación a todos los empleados, actúa como hoja de ruta para los trabajadores y cubre, entre otros temas, acciones de negociación, anticorrupción, protección de datos, regulación ambiental y gestión de regalos y hospitalidad.

EN CIFRAS
En 2016, Coca-Cola European Partners vendió 2.500 millones de cajas unidad, generando una facturación de 10.900 millones de euros y 1.400 millones de euros de ingresos de explotación.

La compañía, que opera en Alemania, Andorra, Bélgica, España, Francia, Gran Bretaña, Islandia, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Países Bajos, Portugal y Suecia, cuenta con oficinas administrativas en Estados Unidos y con un centro de servicio compartido en Bulgaria.

En total, genera 24.500 puestos de trabajo y su contribución a la economía local en 2016 incluía aproximadamente 1.400 millones de euros en salarios, prestaciones sociales y de seguridad social y 1.400 millones de euros en impuestos totales pagados a través de los 13 países.