BLUEMEDIA STUDIO PARA SANTANDER
Los cajeros automáticos, junto con los móviles, tablets y ordenadores, forman parte del proceso de digitalización del banco, toda una filosofía digital del Santander.

Los cajeros, tecnología punta para servir siempre al cliente

El primer terminal se instaló en España en 1974. El año pasado había en nuestro país una red de 50.839 cajeros, de los que 7.500 pertenecen al Banco Santander.

En la primavera de 1974, en plena crisis energética producida por la enorme subida del precio del barril de petróleo, se instaló el primer cajero automático en España, perteneciente al Banco Popular, hoy integrado en el Grupo Santander. Hace casi ya medio siglo cuando en Toledo, la capital del mazapán, sus habitantes observaban con asombro la implantación de un elemento que con el tiempo ha llegado a convertirse en uno de los principales y más efectivos puntos de encuentro entre los clientes y las entidades bancarias.

La evolución experimentada por los cajeros automáticos en España ha sido enorme. Su papel en el llamado Estado de bienestar también resulta indiscutible, pues ha conseguido, entre otras consecuencias, reducir los tiempos de espera de los clientes y agilizar a la vez el trabajo en las oficinas bancarias. Actualmente Banco Santander disfruta en nuestro país de una red de más de 7.500 cajeros (entre los que se incluyen los de Santander, Popular y Euro Automatic Cash).

Dicha evolución ha venido sin duda marcada por una pertinaz renovación tecnológica en la que las pantallas táctiles, las pantallas en color o la operativa con libretas son tan solo algunas de las principales funciones que los terminales de los cajeros ofrecen a sus clientes, cuya absoluta disponibilidad las 24 horas del día los 365 días del año no deja todavía hoy de sorprender.

Las posibilidades que actualmente ofrecen los cajeros multifunción del Grupo Santander son enormes, pues junto a las ya tradicionales como la recarga de móviles o el ingreso en efectivo o de cheques, destacan otras nuevas como el ingreso en las cuentas de los juzgados o la gestión del contrato de préstamos al consumo.

La digilosofía del Santander

La filosofía digital del Grupo Santander, o digilosofía, gravita en torno a la utilización por parte de los clientes de los cajeros automáticos como instrumentos preferentes a la hora de ponerles en contacto con sus entidades bancarias. Al igual que los teléfonos móviles o los ordenadores, los cajeros multifunciones colocan al usuarios como principal protagonista de todo el proceso, pues es quien marca los tiempos del mismo. En suma, son instrumentos que intentan hacer un poco más fácil la vida de las personas.

Si bien hoy en día el incremento de operaciones por medio del móvil o del ordenador parece imparable, lo cierto es que los cajeros automáticos siguen siendo unos elementos muy populares para el gran público, tanto por la escasa dificultad que plantea su uso, como por su absoluta disponibilidad y su notable accesibilidad, al encontrarse físicamente no solo en las tradicionales oficinas bancarias, sino también en centros comerciales, aeropuertos o estaciones.

Este año, el número de ingresos realizados por medio de los cajeros de la red Santander ha aumentado un 50%, y el pago de recibos e impuestos se ha multiplicado por cuatro. Tampoco es desdeñable el hecho de que se haya duplicado el número de clientes que, a lo largo de 2018, han empleado sus teléfonos móviles para sacar efectivo en los cajeros.

En 2017 la cifra de cajeros automáticos que, según el Banco de España, habitaba en nuestro país ascendía a un total de 50.839, cifra que pone de manifiesto que dichos terminales forman parte de nuestro paisaje cotidiano. Ahora bien, el continuo proceso de transformación de la banca, siempre atenta a las necesidades más actuales y perentorias de sus clientes, afecta igualmente a su flota de cajeros multifunciones, cuya continua actualización está posibilitando el acceso de los clientes a todo un mundo de productos y servicios financieros de un modo tan moderno como seguro, tan sencillo como intuitivo, en plena sintonía con su filosofía digital.

Videollamada desde la 'app' con tu gestor digital

La filosofía digital del Banco Santander, o Digilosofía, coloca al cliente en un lugar privilegiado, pues de él depende la forma, el lugar y el momento en el que se relaciona con su entidad bancaria. Para facilitar dicha relación, Banco Santander ha invertido gran cantidad de esfuerzos en actualizar y aumentar las funcionalidades de las apps de los teléfonos.

Así, por ejemplo, el banco acaba de lanzar el servicio de vídeo llamada desde la app de Santander Personal, para que los clientes puedan contactar con su gestor digital de forma rápida y sencilla. Se trata de un servicio innovador y pionero en banca, que permite acceder a información personalizada; compartir documentos, hacer zoom y subrayar partes del mismo; y contratar fondos, planes, cuentas, depósitos de valores, renta fija y notas estructuradas.

Más de un millón de clientes particulares, select, de banca privada y empresas podrán disfrutar de esta nueva funcionalidad gracias a un equipo compuesto por 500 gestores digitales de Santander Personal. Con las aplicaciones, los clientes de Santander también pueden obtener financiación al instante (Dinero Directo), financiar las compras a través de Pago Fácil, contratar tarjetas de créditos preconcedidas o sacar dinero por medio de un código en los cajeros automáticos.

Estas actualizaciones también han llegado al mundo de las empresas, que ahora ya pueden anticipar facturas pendientes de cobro a través de la app Confirming de Santander; firmar la remesa de nóminas o cualquier otra remesa de pagos a proveedores desde la app de Empresas del banco, de forma muy segura con ayuda de la app Criptocalculadora; dejar programadas transferencias y remesas de pagos en banca on-line; consultar la documentación desde el buzón de correspondencia on-line; pagar los impuestos el día 20 o hacer ingresos en efectivo en los cajeros con Ingresador.