Zidane, del campo al Olimpo

Zinedine Zidane anunció este martes que colgará las botas tras el Mundial de Alemania.  Se va el mejor jugador de la última década, el más elegante y el más sobrio.Ahora el francés emprende un camino que le llevará directamente al Olimpo de los futbolistas donde tiene reservado un hueco entre los mejores: Maradona, pelé, Cruyff y Di Stéfano.
Zinedine Zidane, en un partido. (Efe)
Zinedine Zidane, en un partido. (Efe)
Efe

El mundo del fútbol ha ensalzado las gestas de Yazid Zinedine Zidane, nacido el 23 de junio de 1972 en la localidad francesa de Marsella, en el seno de una familia de origen argelino, y que ha madurado a golpe de genio, rodeado de todas las recompensas soñadas por los profesionales del balón.

Ahora será la historia del balompié la que tenga que colocar a "Zizou" en el lugar que le corresponde, que pocos dudan que es junto a la selecta aristocracia de los que han marcado una época, junto a nombres como Di Stefano, Pelé, Maradona o Cruyff.

Nada hacía pensar que el hijo de emigrantes kabiles que se crió en el popular barrio marsellés de "La Casteillane" fuera a convertirse en el jugador más alabado de fines del siglo XX y principios del XXI.

Su clase y elegancia, combinadas con su modestia y su carácter introvertido, no le han abandonado hasta los últimos años de su carrera, en los que una evidente bajada de rendimiento no ha sido suficiente para manchar su enorme currículum.

El jugador más caro de la historia

Exigente consigo mismo, Zidane se va porque no quiere arrastrase por los campos, porque considera que sus dos últimas temporadas han sido mediocres y no se ve capacitado para, a punto de cumplir 34 años, resurgir de sus cenizas.

Tratará de redondear su palmarés en el Mundial de Alemania, pero pase lo que pase en tierras germanas, "Zizou" dejará el fútbol tras haber levantado todos los trofeos importantes.

Cuando en 2001 el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, le convirtió en el jugador más caro de la historia del fútbol, Zidane ya había amasado una buena dosis de prestigio durante las cinco campañas que militó en la Juventus de Turín.

Ya había liderado la selección francesa campeona del mundo de 1998 y de Europa dos años más tarde y había llevado a la Juventus de Turín a ganar dos ligas italianas (1997 y 1998), una Supercopa (1997) y una Copa Intercontinental (1996).

Un sueño hecho realidad

Pero fichó por el Madrid en pos de un sueño que en dos ocasiones (1997 y 1998) se le había escapado en la final con la camiseta blanquinegra: ganar la Liga de Campeones.

No le hizo falta mucho tiempo para despertar con el trofeo en las manos (2002).

Una Copa de Europa, la novena del Madrid, que se ganó gracias a un soberbio tanto de "Zizou", un gol que supuso el cenit de su carrera.

Tanto éxito le ha valido también una pléyade de recompensas individuales, como el Balón de Oro de 1998 -extrañamente, el único que ha ganado- y los tres trofeos de mejor jugador del año que le ha entregado la FIFA siguiendo la opinión de los seleccionadores (1998, 2000 y 2003).

Desde niño hizo del fútbol una pasión y pronto una profesión.

Enrolado en las filas del Cannes, con 17 años debutó en primera división y no tardó en convertirse en la estrella del equipo, lo que le valió que el presidente del club le regalara un Renault Clio.

El Girondins de Burdeos le propuso el primer ascenso futbolístico al ofrecerle un contrato en un club con aspiraciones de campeón, algo que Zidane no consiguió en las cuatro temporadas en las que se vistió de girondino.

Pero Francia se le quedó pequeño y el joven centrocampista quiso seguir los pasos de su ídolo Michel Platini y dejó sus maletas en Turín para vestir la camiseta de la Juventus.

Con la "Vecchia Signora" su fama cobró una dimensión mundial y en su casa empezó a faltar espacio para colocar los trofeos.

En Madrid ganó la Liga y la Liga de Campeones de 2002 y allí comenzó su descenso.

El fracaso de Francia en el Mundial de Corea del Sur y Japón, en el que un "Zizou" lesionado sólo jugó unos minutos, y la caída libre en la que entró el Madrid apagaron la estrella del jugador que, pese a todo, siguió dejando gotas de elegancia.

Casado con una española, Veronique, "Zizou" es padre de cuatro hijos, Enzo, Luca, Théo y Elyas, con quienes podrá ahora compartir más su tiempo.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento