Un Zinedine Zidane visiblemente enfadado dijo en la entrevista tras el partido que la eliminación del Real Madrid ante el Leganés en la vuelta de la Copa del Rey es "un fracaso".

Cuando fue saludado con un "muy buenas" por el entrevistador, la respuesta del francés fue "mal", demostrando así que no estaba nada contento por lo que había visto sobre el terreno de juego.

"No hicimos el partido, sobre todo en la primera parte. Después de haber ganado allí un partido complicado, sin jugar bien pero ganando, hoy no hicimos el partido adecuado. Es una noche dura, muy difícil, pero vamos a asumir la situación, yo el primero, soy el responsable", declaró el entrenador francés. 

El galo dejó claro que para él era "un fracaso para mí, clarísimo" lo que había sucedido ante el Leganés, aunque reiteró que ahora tocaba entrenar al día siguiente y preparar el encuentro liguero de este fin de semana, que será en Mestalla ante el Valencia.

En rueda de prensa, en relación a su futuro y preguntado si se siente cuestionado, Zidane dijo que sabe que se juega el puesto en la eliminatoria de Champions ante el PSG. "Claro. Eso está clarísimo. Tengo que encontrar las soluciones, y tenemos algunas, pero no de forma suficiente ni con regularidad. Lo que tengo que hacer yo es asumir la situación. Siempre voy a pelear", aseveró.

Por último, el preparador merengue afirmó que desconoce si está ante la peor temporada de la historia del club. "No lo sé si es así, pero no me importa. Pedimos disculpas a los aficionados y dejamos claro que el año 2018 no está todavía terminado", concluyó.