Zinedine Zidane.
Zinedine Zidane. EFE

Zinedine Zidane asumió en público la culpa de la derrota del Real Madrid ante el Rayo Vallecano, pero en el vestuario estalló contra sus jugadores en el descanso. Así lo desvela L'Equipe, que pone en boca del entrenador francés las palabras que les espetó a los suyos.

"¡Nos ganan todos los duelos, todos los balones!", dijo el técnico galo. Zidane recriminó especialmente la actitud defensiva de sus jugadores, que no supieron o no pudieron someter a un Rayo que está peleando por no descender, aunque lo tienen muy complicado.

El entrenador del Real Madrid no apuntó a nadie en concreto, sino que se refirió al comportamiento general del equipo. Para él, la presión y la intensidad son dos elementos irrenunciables en cualquier partido, aunque en un momento de la temporada en el que no se juegan absolutamente nada, le está costando especialmente mantener a los suyos a un alto grado de concentración.

Del partido de este domingo quedan señalados, aún más, jugadores como Gareth Bale, que cuando acabó el choque se fue al aeropuerto para comenzar unas 'minivacaciones'. Este detalle ha sido visto por buena parte del madridismo como un desplante y una notable falta de compromiso con el que, de momento, sigue siendo su club.