Florentino Pérez y Zidane.
Florentino Pérez, con Zidane en el día de su presentación. (ARCHIVO)

Se acercan las elecciones al Real Madrid y tanto equipos como entrenadores, jugadores y personas relacionadas con el mundo del fútbol empiezan a hacer alianzas y conjuras. Hoy, el diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport asegura que el ex futbolista francés Zinedine Zidane es una de las piezas claves para que el actual entrenador del Milan, Carlo Ancelotti, dirija al equipo la próxima temporada si gana las elecciones presidenciales Florentino Pérez.

El diario asegura que Zidane, quien recientemente ha declarado que le gustaría volver al club blanco como asesor, será la imagen del equipo directivo de Pérez si éste, "que casi seguramente ganará las elecciones para la presidencia del Real Madrid", finalmente se convierte en el nuevo presidente de la entidad.

Si esto sucediera, como Zidane tiene muy buenas relaciones con Ancelotti, el galo podría interceder por el entrenador para llevarlo al Real Madrid: "El entrenador del Milan ha dirigido a Zidane durante dos temporadas en el Juventus, tiene óptimas relaciones con el francés y le considera el campeón más fuerte que ha trabajado con él", dice el diario.

El actual técnico rossonero es un capricho de Pérez desde hace mucho tiempo

"Zidane sería el primer patrocinador de Carlo en el Real Madrid, sin olvidar que el actual técnico rossonero es un capricho de Pérez desde hace mucho tiempo: en 2006 había alcanzado prácticamente un acuerdo para llevarlo a España y después intervino (el primer ministro italiano, Silvio) Berlusconi", añade.

Según el periódico, Ancelotti es muy admirado en Madrid por el juego que ha desplegado en el Milan en las últimas temporadas, por su forma de dirigir a tantos "astros" futbolísticos y por su "carácter ganador". Carlo Ancelotti, "que es pretendido también por el Chelsea y el Bayern de Múnich, piensa a menudo en el Real Madrid, pero el vínculo con el Milan es fuerte, fortísimo", comenta La Gazzetta.

Ancelotti tiene contrato con el Milan hasta el 2010 y, según el diario, "si no fuera despedido antes y quisiera irse a España, debería tener el beneplácito del club".