Matuzalem celebra el primer gol del Zaragoza
Matuzalem, 544 Javier Cebollada / EFE

El Real Zaragoza consiguió su primera victoria de la temporada ante Osasuna (2-1), a pesar de realizar un mal partido y acentúa aún más la crisis osasunista.

El conjunto maño volvió a salir al césped, una vez más, desconcertado lo que fue aprovechado por su rival para, en apenas doce minutos, crear dos oportunidades para marcar. Sin embargo, y cuando mejor jugaban los navarros, la calidad individual del brasileño Francelino Matuzalem le permitió abrir el marcador en el minuto 18 tras driblar a dos jugadores y disparar ajustado al poste.

El gol despertó al equipo maño que pareció soltar los nervios que le atenazaban y en el minuto 22 tuvo dos clarísimas ocasiones para haber marcado el segundo de la tarde. El primero en un cabezazo de Fabián Ayala que despejó la defensa sobre la línea y el segundo otro testarazo de Ricaro Oliveira que Ricardo rechazó de manera espectacular.

Osasuna llevó el peso del partido durante gran parte del partido

Sin embargo, el fútbol volvió a mostrarse injusto, en este caso con los locales igual que lo había sido con su rival con anterioridad, que vieron que en sus mejores momentos era el Osasuna el que empataba en el minuto 25 en un remate de volea de Juanfran tras un rechace de la defensa.

El tanto apagó el fuego despertado por el gol local y el equipo maño volvió al juego sin intensidad, medroso y sin chispa.

Los navarros no tuvieron recompensa

El Osasuna se mantuvo firme y con estar bien colocado tuvo suficiente para no pasar apuros de ahí al final del primer periodo e incluso para poder haberse adelantado en el electrónico en dos faltas colgadas al área demostrando nuevamente las carencias locales en este tipo de jugadas.

En el segundo tiempo el equipo de Víctor Fernández volvió a evidenciar el efecto gaseosa que también es habitual. Rapidez y combinación que duro unos pocos minutos en los que Aimar y Milito avisaron de su peligrosidad, pero poco más porque cuando era el conjunto de José Angel Ziganda el que tenía el balón no había presión y por lo tanto era incapaz de recuperar el esférico.

Milito solucionó el encuentro para el Zaragoza

El cambio de sistema de juego en los locales con la entrada de Andrés D´Alessandro no sirvió para variar el escenario pues las cosas apenas sufrieron modificación ni para bien ni para mal.

Lo que sí que lo hizo fue el penalti cometido sobre Diego Milito en el minuto 70 que él mismo se encargó de transformar.

El tanto del argentino revitalizó a su equipo que pareció sacar fuerzas de donde antes no existían, lo que evitó que el conjunto navarro se acercara con peligro sobre la meta de César de ahí al final.

Ficha técnica

2 - R. Zaragoza: César; Diogo, Ayala, Sergio Fernández, Juanfran; Gabi (D´Alessandro, min.58), Luccin, Matuzalem, Aimar (Zapater, min.80); Oliveira (Sergio García, min.74) y Diego Milito.

1 - C.A. Osasuna: Ricardo; Izquierdo, Miguel Flaño, Josetxo, Corrales; Juanfran, Puñal (Portillo, min.74), Javi García, Plasil (Delporte, min.70), Sola (Héctor Font, min.65); y Pandiani.

Goles: 1-0. min.18. Matuzalem; 1-1. min.25. Juanfran; 2-1. min.70. Diego Milito, de penalti.

Arbitro: Medina Cantalejo, del C.T. Andaluz. Amonestó con tarjeta amarilla a Matuzalem, Aimar, Juanfran, por parte del Zaragoza, y Josetxo y Javi García del Osasuna

Incidencias: partido disputado en el estadio de La Romareda ante unos 30.000 espectadores.