La tranquilidad reinó en La Rosaleda, a pesar de la derrota (0-1)

  • Al Zaragoza le faltó resolver en los últimos metros.
  • El gol del Málaga no inquietó a los maños.
  • Alineaciones poco habituales y muchos jóvenes.
Sergio Fernández (i), del Zaragoza, lucha con Perico, del Málaga. (Efe)
Sergio Fernández (i), del Zaragoza, lucha con Perico, del Málaga. (Efe)
Javier Cebollada

El Zaragoza vivió de rentas y superó la eliminatoria ante el Málaga más gracias al amplio triunfo que consiguió en el partido de ida (0-3) que a los méritos que acumuló en este segundo enfrentamiento.

Tanto zaragocistas como malagueños habían dado por resuelta la eliminatoria y apostaron por dar la oportunidad a los jugadores menos habituales y a algunos de los equipos inferiores.

El Zaragoza distó mucho del de Liga, pero gozaron de las primeras oportunidades, pero se mostraban ineficaces en los últimos metros.

Los hombres de Juan Ramón López Muñiz no se mostraban muy incisivos pero en su primera y única llegada en la primera mitad a la portería defendida por Miguel anotaron un gol que todavía no era suficiente para crear inquietud en el conjunto local que se había traído del partido de ida en tierras malagueñas un cómodo 0-3.

El problema para los malagueños llegó en los últimos minutos de la primera mitad en los que la sustitución de Couñago, por un problema físico obligó al técnico visitante a realizar un segundo cambio de Manu por Perico al no poder tener a cinco jugadores de los equipos inferiores en la alineación.

El miedo en el cuerpo se metió en los locales nada más iniciarse la segunda mitad en un lanzamiento de falta que Miguel tuvo que parar en dos tiempos, y al cuarto de hora en otra falta similar que remató Ernesto Gómez y sacó Milito bajo los palos que además dio opción a un segundo remate que tropezó en la maraña defensiva local.

El Zaragoza quería pero no podía cerrar la eliminatoria por su constante falta de acierto en sus remates que apenas inquietaban a Goitia. El gol del empate pudo llegar en el último minuto en un remate de cabeza de Milito que salvó Goitia en su única intervención del partido.

FICHA DEL PARTIDO:

0 - Zaragoza: Miguel; Chus Herrero, Sergio Fernández (Piqué, min.46), Gabriel Milito, Aranzabal; Longás (Eneko, min.84), Zapater; Lafita, Ewerthon, Oscar González (Movilla, min.71); y Sergio García.

1 - Málaga: Goitia; Molinero, Lobato (Kiko, min.87, Armando, José María, Antonio Hidalgo, Ristic, Francis, Ernesto Gómez, Perico (Manu, min.43) y Couñago (Popo, min.43).

Goles: 0-1. Min.14, Ristic.

Árbitro: Pino Zamorano. Amonestó con cartulina amarilla por el equipo local a Zapater y por el visitante a Manu, Lobato y Armando.

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos siete mil espectadores con terreno de juego en buen estado y noche fría con niebla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento