El Zaragoza se hunde
Óscar González persigue al jugador del Valladolid Camuñas, que controla el balón en el Colombino. (EFE).

El Real Zaragoza continúa con su caída en picado en la Liga dónde no gana desde hace cuatro jornadas, con derrota en la Copa frente al Pontevedra de por medio.

El conjunto de Víctor Fernández se descompone al mínimo contratiempo y no sabe lo que es ganar desde el pasado 31 de octubre. Demasiado tiempo para un equipo que empezó la temporada soñando con la Liga de Campeones.

Ayer, el conjunto aragonés salió con ganas y a los 21 minutos se adelantó en el marcador después de que Diego Milito, a pase de Aimar, se plantara sólo ante Sorrentino y batiera al meta rival con un excelente disparo contra el suelo. El gol no sirvió para serenar el juego y la alegría le duró muy poco al Zaragoza.

Sólo cuatro minutos después Carlos Martins sorprendió a César de un fuerte disparo que se coló en la portería rozando el palo izquierdo. Ese tanto descompuso al Zaragoza, que en el minuto 40 encajó el segundo gol tras un penalti. César detuvo la pena máxima, pero el rechace lo aprovechó Martins para marcar.

En la segunda mitad, el Zaragoza tuvo el control y mereció mejor suerte, pero las prisas y los nervios evitaron los goles.

Víctor Fernández, decepcionado

El técnico del Real Zaragoza, Víctor Fernández, se mostró «decepcionado» por el resultado en Huelva y reconoció la falta de competitividad de su equipo: «No somos los suficientemente competitivos; ellos le dieron la vuelta al marcador en diez minutos y después pusimos ganas pero no supimos; hemos atacado pero nos faltó un buen pase final». Víctor señaló que se ve capaz de sacar al equipo adelante: «Soy yo quién tiene que reconducir esta situación peligrosa».