La Romareda
Campo de fútbol de La Romareda, estadio del Real Zaragoza, en una imagen de archivo. FABIAN SIMÓN

El Real Zaragoza ha despedido a 19 de los trabajadores que por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) debían haberse reincorporado a la plantilla y lo ha hecho el mismo día en que estaban citados para volver a sus puestos de trabajo.

Según ha explicado a EFE el presidente del Comité de Empresa, Ignacio Guerrero, estos trabajadores son fijos y desarrollaban su labor en la Ciudad Deportiva, en el estadio de La Romareda (jardineros y lavandería), en la tienda y en las oficinas.

Conforme se reincorporaban a sus puestos de trabajo —tras la sentencia del TSJA del pasado 27 de enero que obligaba a readmitir a los 183 trabajadores despedidos en un ERE— y después de que el Real Zaragoza les comunicara que debían hacerlo este martes, una persona del club les ha entregado la carta de despido de manera individual.

Una persona del club les ha entregado la carta de despido de manera individual

El pasado sábado, 7 de febrero, con motivo del encuentro entre el Real Zaragoza y el Barcelona B, 160 trabajadores fijos discontinuos se incorporaron a sus puestos de trabajo y el resto, hasta 182, debían hacerlo esta semana. De esos veintidós restantes han sido despedidos diecinueve.

Todos los afectados han mantenido una reunión en la sede de UGT Zaragoza y han acordado presentar impugnaciones individuales en los juzgados de lo Social para recurrir esta decisión, para lo que disponen de un plazo de 20 días hábiles.

Las causas que se alegan, según ha explicado a EFE el abogado Esteban Lauroba (UGT) son "económicas y organizativas", las mismas que cuando se procedió al despido de los trabajadores.

Lauroba ha dicho que si hubiera transcurrido un año desde la sentencia hasta los nuevos despidos podrían haber concurrido nuevas causas, pero que en veinte días que han pasado la situación "no ha cambiado" y que si lo ha hecho ha sido "a mejor por el levantamiento del embargo que pesaba sobre el club por parte de Hacienda".

Igualmente opina que la estrategia empresarial y jurídica seguida por el club ya la han utilizado otras grandes empresas para despedir trabajadores como la televisión autonómica valenciana Canal 9 o Coca-Cola.

"Se trata de conseguir la división de los trabajadores para que cada uno pueda pactar su despido y de esa manera la fuerza se diluye", ha indicado.