Yolanda Matarranz, oro en el Mundial de Petanca: "No es un hobby para personas mayores"

  • La madrileña se ha colgado este fin de semana el oro en el Mundial de Francia.
  • Tiene 41 años, empezó a jugar a los 11, y trabaja en el departamento de logística de un grupo industrial.
  • Señala que en "España este deporte es amateur y no se puede vivir de él".
Yolanda Matarranz se ha impuesto en categoría individual en el Mundial de Petanca de Niza (Francia).
Yolanda Matarranz se ha impuesto en categoría individual en el Mundial de Petanca de Niza (Francia).
JORGE PARÍS

Yolanda Matarranz ha roto muchos tópicos este fin de semana, ya que si se pregunta por la petanca, la imagen que asaltará la mente de muchos será la de unos abueletes echando una partida en el parque de su barrio. Pues no, a sus 41 años, esta madrileña se ha colgado el oro en categoría individual en el Mundial de Petanca celebrado en Niza (Francia).

¿Pero la petanca no era solo un entretenimiento para personas mayores?

¡Qué va! Eso es lo que piensa mucha gente porque es lo que ve cuando pasa por los parques. La petanca es un deporte, no solo un hobby para personas mayores. Depende cómo te lo tomes. Si vas a los campeonatos de España, de Europa o del mundo, verás a muchos jóvenes. Cuando le digo a otras personas que juego a la petanca, me contestan: "¡Ah! A eso que juegan los viejos". Y eso no me gusta.

Y por lo que usted demuestra, desterrando otro lugar común, tampoco es cosa solo de hombres...

La categoría femenina tiene mucho nivel en España. Un poco más que los chicos.

¿Cómo ganó la final a la tailandesa Fuangsanit?

La experiencia es un grado. Ya llevo ocho o nueve mundiales y recuerdo que en el primero creía que iba a dar con una bola a un espectador. El estómago hace muchísimo porque es un deporte pasivo, en el que casi no te mueves, y los nervios se agarran ahí. En la final jugué como durante todo el Mundial: muy tranquila, con la cabeza fría y relajada.

¿Dónde empezó y por qué?

Enfrente de donde vivía, en el barrio de Aluche, había un parque y yo siempre veía a los señores jugar, hasta que un día, con 11 años, me dijeron que si quería probar y me enganchó. Tengo 41 años, así que llevo 30 jugando.

¿Puede vivir de este deporte?

En España, imposible. Me gusta lo que hago y me gusta competir y por eso sigo.

¿No ha recibido nada por el oro?

Todavía no. El Consejo Superior de Deportes (CSD) entrega una cantidad por conseguir medalla, que suele estar entre los 3.000 y los 5.000 euros, como mucho.

¿Dónde se puede vivir de la petanca?

En Francia. Es la cuna de este deporte. Allí hay jugadores que tienen patrocinadores y que se dedican exclusivamente a esto. Te pongo un ejemplo: en España tenemos entre 30.000 y 35.000 licencias, mientras que en el país vecino cuentan con más de 300.000. Tienen muchos bulódromos, que es donde se juega a la petanca, techados y con calefacción donde pueden entrenarse, aunque haga frío, nieve o lluvia. En España no hay ninguno.

¿Cómo se gana la vida?

Trabajo en el departamento de logística de Iveco y mañana (por este martes) tengo que levantarme a las 5.15 horas de la mañana para ir a trabajar. Tengo que estar agradecida a mi empresa que no me pone problemas cuando tengo que pedirme días o cambiar algún turno para acudir a los campeonatos.

¿Cuánto tiempo puede dedicarle a entrenarse?

Llego a las 16.30 de trabajar y me entreno sola y al aire libre una hora todos los días haga frío, calor, llueva o truene. Ahora me voy a coger unas minivacaciones de tres semanas y voy a dejar las bolas guardadas.

¿Cuáles son las lesiones típicas?

Sobre todo, sufren la muñeca, el brazo y el cuello. Por suerte, yo no he tenido ninguna lesión muy grave, solo tendinitis y cosas de ese estilo. Hay que tener en cuenta que estamos tirando todo el rato peso. En un campeonato tiro unas 200 bolas y cada bola pesa 690 gramos, lo que hacen 138 kilos. Muchos.

¿Qué cualidades necesita un gran jugador de petanca?

Más que la fuerza, es fundamental la psicología, la habilidad, la templanza, el golpe de muñeca...

¿Podría competir una mujer contra un hombre?

En campeonatos regionales, lo hacemos, pero cuando ya es un torneo oficial estamos separados por categorías. E insisto en que la fuerza no es la clave, ya que jugamos en distancias de seis a diez metros.

Su pareja también es un gran campeón de la petanca, Raúl Zorita.

Sí, es siete veces campeón de España. Que juegue es una suerte porque entiende todo lo que rodea a un deporte de alto nivel: entrenamientos, dedicación, viajes...

¿Cree que su éxito puede impulsar esta disciplina?

Ojalá que ayude. Espero que los medios hablen un poquito más de nosotros, que los sponsors nos echen una mano y que la gente lo vea como un deporte no como un hobby. Y si consiguiera ser olímpico, sería estupendo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento