Yeste lidera el triunfo
Julen Guerrero (derecha), que se lesionó, lucha un balón por alto con Álvarez. Julián Martin/EFE
El Athetic mostró ayer dos caras en la eliminatoria copera ante L’Hospitalet. Tal vez sea síntoma de mejoría, tal vez sea que la mano de Clemente comienza a notarse en un club que hasta la fecha andaba errático, sin fortuna ni juego, lo cierto es que el Athletic acabó el partido con síntomas de recuperación y con gol. Sin embargo, ayer no se trataba de la Liga, donde más falta hacen los puntos.

Los leones saltaron al césped fríos y faltos de ritmo. L'Hospitalet, en el exilio de Sabadell, trabó el partido y cortó las iniciativas rojiblancas, quizá empujado por esa tensa polémica que ha ido in crescendo durante los días previos a la eliminatoria.

Los galones de Yeste

Un mal rechace defensivo acompañado por un error de Aranzubía supuso el gol de los locales y la lesión de Guerrero, crucialmente sustituido por Fran Yeste.

El descanso sentó bien a los de Clemente. El Athletic, tal vez temeroso de la eliminación, desplegó un juego ágil liderado por Yeste, que se encargó de abrir la cuenta goleadora, y el acierto por partida doble de Llorente. Y con el 1-3 se acabó el partido para un Athletic que pasa a octavos y da muestras de que hay calidad en el club.