Xabi Alonso, centrocampista de la selección española, reivindicó la capacidad del equipo y de esta generación de futbolistas, campeones de todo en los últimos seis años, recalcó que "no se puede considerar por terminada" y remarcó que creen, confían y se han ganado "el derecho" a hacerlo.

"Todavía tenemos vida. Queremos demostrar que tenemos muchas cosas que decir. Queremos competir. Sabemos hacerlo. El partido ante Chile nos exigirá un gran nivel, con ritmo, con intensidad. Sabemos dónde hacerles daño. Los conocemos muy bien", explicó el futbolista en conferencia de prensa en la concentración en Curitiba (Brasil).

Sabemos dónde hacerle daño a Chile, los conocemos muy bienEl medio centro espera un "inicio fuerte" de Chile el próximo miércoles en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, como lo hizo contra Australia. "Sabemos su estilo de juego, sus características y normalmente no las suelen cambiar. Si juegan con defensa de cuatro o de cinco, se adaptan a las circunstancias. ¿Si nos tienen tomada la medida? Eso se verá el miércoles", remarcó.

"Chile siempre juega muy parecido sus partidos. Sus planteamientos son muy valientes, de ir a por el rival. No te espera ni especula. Son muy agresivos e intensos. Los conocemos muy bien. Antes del partido ante Holanda teníamos mucho respeto y ahora sabemos que sólo nos vale la victoria", continuó el centrocampista.

España ya está en pleno estudio y corrección de los errores cometidos ante Holanda, en el primer duelo del Mundial. "Van pasando las horas, lo vamos analizando y pensando qué tenemos que corregir, que es mucho, debido al mal resultado. Creemos y confiamos en el grupo. Nos hemos ganado el derecho a confiar en nosotros", recalcó.

Oportunidad perfecta

"Tenemos una oportunidad perfecta de redimirnos ante Chile y dar la vuelta a la situación. Lo que hoy es un ambiente optimista transformarlo en esperanzador. El fútbol es así de volátil. Te da la oportunidad de cambiar las cosas rápidamente. Nosotros creemos que lo podemos hacer y que tenemos muy buenas opciones todavía", agregó.

"Detectamos (los fallos) con sensaciones que tenemos durante el partido, con impresiones del entrenador y conversando entre nosotros. Sabemos qué tenemos que corregir, qué hemos hecho bien y anticipar situaciones. Es cómo se preparan los partidos y el análisis que tenemos que hacer", abundó Xabi Alonso.

La sensación que nos quedó tras el 1-3 es que el equipo intentó responder con más corazón que cabeza

En ese sentido, el centrocampista analizó que el 1-5 recibido ante Holanda fue "un problema técnico, de concentración y de no saber controlar situaciones" que ya habían "anticipado" que podían crear peligro a la selección española. "Son errores que se pueden corregir y los hemos detectado", declaró.

"En ciertas cosas que Holanda nos hizo daño Chile tiene características similares, pero creo que lo vamos a controlar mejor para no sufrir tanto y controlar mejor el partido, que no nos hagan tantas ocasiones, porque las nuestras de momento no han sido muchas, pero ya llegarán", prosiguió.

"La sensación que se nos queda a raíz del 1-3 es que el equipo intentó responder con más corazón que cabeza. Nos desorganizamos, Holanda consiguió dos goles más, tuvo alguna ocasión más, pero no fue una cuestión física, sino que no supimos reaccionar de manera correcta. Holanda robó balón, encontró espacios y nos hizo daño".

Todos esos fallos, según apuntó Xabi, fueron responsabilidad de todo el grupo, no de algunos jugadores. "Es una cuestión colectiva. Sabemos que o nos vamos para casa todos o seguimos peleando todos. Hay una reflexión interna, conversaciones entre todos para saber lo que hemos hecho y no vamos a sacar las cosas por lo que hicimos hace cuatro años, sino por lo que hay que hacer ahora y tenemos que reaccionar sin enfocar a nombres propios ni individualidades", dijo.

"A vida o muerte"

Por su parte, Cesc Fábregas mostró la mentalidad con la que la selección española el partido, al afirmar que "es un partido a vida o muerte", en el que sólo vale "ganar y ganar".

"Vamos a salir a darlo todo, a ganar porque es la única opción que tenemos. Ellos por la manera de que son sus jugadores saldrán a presionarnos arriba, a buscarnos y a ganar un partido muy disputado. Tenemos que aprovechar sus debilidades que las tienen porque es un partido de vida o muerte en el que sólo nos vale ganar o ganar porque si no, nos vamos a casa", aseguró en rueda de prensa en la ciudad deportiva 'Caju'.

A este grupo de jugadores no se le puede dar por muerto

"Para nosotros tiene una trascendencia brutal. A este grupo de jugadores no se le puede dar por muerto y lo vamos a intentar hasta el último minuto", añadió.

Cesc, que se perfilaba titular si el seleccionador español Vicente del Bosque hubiese apostado el por el sistema con 'falso nueve', reconoció que su suplencia no le "sorprendió en ningún momento". Aunque admite que necesitan tiempo para curar heridas, mostró el deseo de que el partido ante Chile llegue ya.

"Siempre necesitas un tiempo para analizar los errores que has cometido y que no vuelvan a pasar, pero a la vez para nuestras cabezas queremos que se juegue lo antes posible. En el fútbol tenemos suerte de que cada tres o cuatro días hay un partido y si sacas un mal resultado tienes opción de levantarte", afirmó.

Y dejó claro que la selección española ya ha demostrado en el pasado su fuerza en los momentos duros. "Este equipo tiene coraje y carácter para levantarse y dar la cara. Este es uno de los momentos más complicados que estamos viviendo y confío en este grupo. Va a dar la cara siempre y esta vez no va a ser menos para intentar conseguir los seis puntos y poder pasar".

"Nos tendríamos que parar a pensar en lo que ha hecho este equipo en los últimos seis años. Hemos hecho historia, no se puede vivir de esto pero sí mirar cuatro años atrás y ver que estamos en la misma situación y ante el mismo oponente aunque es cierto que con tres goles menos de los que tenemos que hacer", agregó.

Por último, reconoció Cesc que ha hablado con Alexis Sánchez, estrella de Chile y "un gran amigo", pero desveló que entre las cosas que hablaron no estaba el partido ni han cruzado apuestas.

"El partido de nuestra vida"

Diego Costa calificó como el "partido de nuestra vida" el que España jugará ante Chile, en el que se juega seguir con vida en el Mundial 2014. "Tenemos opciones. Lo bueno de la vida es que siempre hay una oportunidad, nosotros tenemos que agarrarla y luchar hasta el final. Es el partido de nuestra vida para seguir vivos en la competición", aseguró a Adidas, su marca deportiva en la concentración de la Roja en Curitiba.

Diego Costa reconoció que no pudo tener el debut soñado con la selección española, por el 1-5 recibido ante Holanda, pero se mostró confiado en la reacción. "A nadie le gusta perder y mucho menos de esta forma, pero la gente sabe que no podemos venirnos abajo porque tenemos posibilidades", admitió.

"Hay que aprender de las derrotas y creo que nos puede servir de lección para que no pase otra vez". Estoy muy feliz y contento por mi primer Mundial. No ha sido de la manera que quería la estrella pero hay que sacar las cosas buenas", añadió.

Y acabó mostrando su total compromiso con la selección española y prometiendo su máxima entrega para buscar un nuevo éxito. "Que la gente sepa que voy a dar todo por esta camiseta. Si estamos todos juntos unidos, podemos sacar la causa adelante y hacer a la gente feliz como la otra vez".