Xabi Alonso
Xabi Alonso celebra una victoria junto a sus compañeros del Liverpool. (AP)

Será uno de los protagonistas del Milan-Liverpool de esta noche en el estadio Olímpico de Atenas. Xabi Alonso, que ya brilló en la final de 2005 que se llevo el equipo inglés, asegura que no le importaría nada tener que llegar hasta la tanda de penaltis.

"Me gustaría que se llegase a los penaltis si después conseguimos que vuelva a pasar lo mismo. Es malo para el corazón, pero esto es habitual para el Liverpool. Recuerdo ver la final de la Copa de la UEFA en 2001 contra el Deportivo Alavés, que fue muy emocionante, y en donde el Liverpool ganó por 5-4 en la prórroga. Si conseguimos ganar se olvida todo lo mal que lo has pasado".

Xabi Alonso confía en que el actual portero de los reds, Pepe Reina, esté listo para la ocasión, teniendo como referencia su actuación en las semifinales ante el Chelsea FC. "Hace dos años, Jerzy fue decisivo, y ahora Pepe Reina también lo puede ser porque es bueno deteniendo penaltis. Los entrena muy bien y se suele preparar, al igual que los jugadores encargados de lanzarlos. Si se tiene que decidir con lanzamientos desde los once metros, confío en mi equipo. Reina estudia y analiza los lanzamientos de los rivales junto con el entrenador de porteros. Hacen un buen trabajo".

La final de 2005 ha dejado huella en cada uno de los implicados, según afirma Xabi Alonso: "Es bueno haber vivido esa experiencia", quien considera que "tenemos que pensar que es otra final, nada de una revancha del anterior partido. Es una oportunidad única de conseguir otra vez el trofeo", añadie el 14 del Liverpool, que considera a la actual plantilla superior a la que derrotó al Milan en Estambul, sin olvidar la gran amenaza del conjunto italiano, Kaká : "Juega muy bien, es fuerte, rápido, tiene calidad con el balón en los pies. Tendremos que estar pendiente de él y no concederle espacios".