Tiger Woods
Tiger Woods durante el US Open. (EFE) EFE

La empresa de coche General Motors ha anunciado que terminará su vinculación comercial con el jugador de golf Tiger Woods a partir del 31 de diciembre, tras nueve años de relación, porque la empresa estadounidense atraviesa la peor crisis económica de su historia.

GM está recortando a marchas forzadas sus gastos tras anunciar este mes que sólo tiene suficiente liquidez para operar hasta finales de año. GM, junto a Ford y Chrysler, están negociando con las autoridades federales un paquete de ayudas económicas para evitar la suspensión de pagos.

La empresa y el golfista han llegado a un acuerdo 'amigable'

GM señaló a través de un comunicado que la empresa y Woods han llegado a un acuerdo "amigable" que incluye "un deseo de más tiempo" para el jugador de golf, que está esperando su segundo hijo, "así como la búsqueda de eficiencias presupuestarias durante un momento de dificultad económica para GM".

Durante casi una década la imagen de Woods, considerado el mejor jugador de golf de la historia, ha estado asociada a la marca Buick, de GM, en los mercados norteamericano y asiático y el acuerdo original entre GM y Woods tenía previsto finalizar el 31 de diciembre de 2009.

Por lucir el logotipo de Buick y realizar las actividades de promoción para la empresa matriz, Woods se embolsaba cerca de 7 millones de dólares al año. Sus ingresos anuales por publicidad están valorados en cerca de 100 millones.

Woods lleva cuatro meses y medio de baja, tras lesionarse la rodilla.