Una imagen del FW31
El FW31 de Nico Rosberg rodando por la pista. WILLIAMS

"Creo que es justo decir que hemos alcanzado un punto en que pedir más dinero prestado ya no es aceptable para la dirección de la empresa," decía al diario Financia Times Adam Parr, director ejecutivo de Williams.

El jefe del equipo, fundador y copropietario, Sir Frank Williams, confirmaba además que su equipo está bajo "presión financiera " y que la reducción de gastos realizada este año para la Fórmula 1 ha sido crucial para mantener a esta escudería, ganadora de nueve títulos de constructores y siete de pilotos.

Desde 2006, el equipo británico no ha tenido apoyo de un constructor y el nuevo FW31, presentado la semana pasada en Portugal, incluía solo varios patrocinadores importantes. "Tenemos que tener beneficios cada año," decía Williams: "Hemos tenido pérdidas en los últimos dos o tres años, creo, pero tenemos reservas y recursos para superarlo".

Por otro lado, el director ejecutivo de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, reveló a esa misma publicación que le ha avanzado al equipo independiente más de 15 millones de euros. La cantidad, que comprende un aumento retroactivo de los ingresos comerciales de 2004-2007, está disponible para los equipos que quieran firmar ahora el nuevo Acuerdo de la Concordia.

"Es un prepago (para Williams)," explicaba Ecclestone. "Tienen derecho a pagos retroactivos solo cuando firma el Acuerdo de la Concordia. Les dijimos que les pagaríamos ahora", apunta el inglés.