Maarten van der Weijden
El nadador holandés después de ser sacado por precuación médica EFE

La historia de Maarten van der Weijden es un ejemplo más de la grandeza del deporte y cómo sirve para ayudar a luchar y dar aliento contra enfermedades y otros problemas que afectan a la sociedad.

El nadador holandés Maarten van der Weijden, campeón olímpico en Pekín 2018 en diez kilómetros de aguas abiertas, protagonizó el pasado fin de semana un reto que consistía en recorrer 200 km a nado y pasar por once ciudades holandesas con el fin de recaudar fondos para la lucha contra el cáncer. Apenas debía realizar paradas durante las 55 horas que tenía que estar en el mar del Norte de Holanda. El nadador no consiguió completar su hazaña porque cuando llevaba 163 km recorridos los médicos le recomendaron parar por razones de salud. Su cuerpo ya no daba para más y un ejemplo fue la imagen de sus pies que se ha hecho viral y han ayudado a que su campaña logre más difusión.

Van der Weijden ha logrado recaudar casi 3'5 millones de euros aunque buscará llegar a los 4,5 millones para cubrir de manera total los estudios seleccionados, como la terapia con células de voz autologas para el tratamiento del cáncer inducido por hipotiroidismo o la detección del cáncer de páncreas hereditario entre otras múltiples investigaciones.

La historia del nadador holandés es un ejemplo de superación y de la grandeza del deporte, que en ocasiones sirve para afrontar con más fuerza los problemas de la sociedad. A Maarten van der Weijden le diagnosticaron en 2001 con tan solo 20 años leucemia y afrontó la recuperación con sesiones de quimioterapia y trasplante de células madre. No se rindió y luchó, y en 2008 se convirtió en campeón olímpico de 10 kilómetros en aguas abiertas. En 2011 derrotó finalmente a la enfermedad y quiere servir de ejemplo y ayudar a todas las personas que se padecen cáncer.