Alonso y Webber
Fernando Alonso felicita a Mark Webber, tras conseguir este último la 'pole' del Gran Premio de España en la calificación de este sábado. Andreu Dalmau / EFE

El australiano Mark Webber (Red Bull) parece dispuesto a calcar el Gran Premio de España del pasado año, en el que logró el primer puesto en la formación de salida y la victoria el domingo, al terminar con el dominio de su compañero de equipo, el alemán Sebastian Vettel, que había sido el mas rápido en las sesiones de clasificación de las cuatro primeras carreras. Solo dos pilotos habían conseguido los mismos puestos el sábado en la presente edición del mundial, Vettel el primero y Fernando Alonso el quinto. Hoy Fernando Alonso ha logrado romper esta racha y mañana partirá desde la cuarta posición, superado además de por los dos Red-Bull, lo que se daba por descontado, por el británico Lewis Hamilton (McLaren) por tan solo tres milésimas de segundo.

La vuelta de Fernando Alonso ha sido magistral y eso le ha permitido ascender un puesto en la formación de salida, a pesar de que la escudería Ferrari sufría un contratiempo en la mañana, cuando no podía utilizar el nuevo alerón trasero, considerado por el delegado técnico de la Federación Internacional del Autómovil (FIA) "una interpretación muy inteligente de las reglas". Por una vez que Ferrari tiene una idea innovadora, esta no ha sido autorizada y se ha tenido que volver al alerón de Turquía, lo que sin duda le ha hecho perder algo de competitividad, que le hubiera servido a Alonso para acceder al tercer puesto.

Si el Ferrari de Fernando Alonso ha podido competir con los McLaren, él también ha batido al británico Jenson Button por el estrecho margen de 32 milésimas, los Red Bull se han quedado por delante a un segundo, después de que hicieran un solo intento en la tercera y definitiva parte de la sesión de clasificación, para contar así con mas ruedas blandas nuevas para la carrera de mañana, y celebraran la primera fila conquistada antes de que finalizara la sesión, ya fuera de sus coches.

Jaime Alguersuari (Toro Rosso) partirá desde la séptima fila, porque no ha podido dar una vuelta tan excepcional como la que dio su compañero de equipo el suizo Sebastian Vettel, tres décimas mas rápido, que saldrá dos puestos por delante. El Toro Rosso de Jaime se comporta muy bien en el sector rápido del circuito, pero en el último sector, mas lento, es mas difícil de conducir, pero espera mejorar su comportamiento para la carrera de mañana, en la que terminar entre los diez primeros, que son los que consiguen puntos es mas que posible.

Los Hispania ocuparán mañana la undécima y penúltima fila de la formación de salida, ya que en la sesión de clasificación los coches pilotados por el italiano Vittantonio Liuzzi y el indio Narain Karthikeyan han batido al Virgin del belga Jerome d'Ambrosio, mientras que el del alemán Timo Glock, está medio segundo por delante, pero cada vez mas cerca. El alemán Nick Heidfeld, cuyo Renault se incendió en la tercera sesión de entrenamientos libres de la mañana, no pudo participar en la sesión de clasificación y para poder correr mañana deberá recibir la aprobación de los comisarios deportivos, como ocurrió en la pasada carrera en Turquía con el japonés Kamui Kobayashi (Sauber).

Alonso anuncia que irá "a por todas" desde el primer momento

El español Fernando Alonso (Ferrari) ha asegurado que este domingo irá a por todas en la primera curva, en la carrera del GP de España de F1, en la que saldrá en la segunda fila, tras acabar cuarto en la sesión de clasificación. El piloto español cree que sus opciones pasan por incordiar a los dos claros favoritos al triunfo, el alemán Sebastian Vettel y el australiano Mark Webber, ambos con Red Bull, quienes hoy han vuelto a dar una paliza a sus competidores. "La salida es la primera opción, aprovechando el KERS y el rebufo. En la primera curva no tengo nada que perder, y los demás sí. A ver cómo se lo toman", ha advertido el español. A Fernando Alonso no le ha molestado mucho que la FIA haya impedido que su equipo monte el alerón trasero con el que ayer estuvieron trabajando, aunque sí ha admitido que el cambio de viento en el circuito les ha perjudicado respecto a la tercera tanda de libres y la clasificación.

El dos veces campeón del mundo, que recibió mientras se encontraba con los medios en la hospitalidad de Ferrari el aplauso de su jefe, el italiano Stefano Domenicali, logró el cuarto mejor tiempo de la clasificación gracias a una última vuelta en la que voló con su Ferrari. "Ha sido una vuelta muy buena y muy emocionante. Siempre das vueltas al límite de lo que puede ofrecer el coche. A veces, cuando sobrepasas este límite te sales un poco fuera o muerdes la hierba, o tienes algún sustillo. Fue curva a curva, yendo a este límite y el coche respondió bien. Cuando la completas, tienes una descarga importante de adrenalina y una satisfacción enorme", ha admitido.

De la decisión de la FIA de impedir que Ferrari montase el alerón trasero, Alonso ha realizado el siguiente análisis: "El alerón era una de las piezas nuevas que traíamos para esta carrera. Han decidido que no se puede utilizar y lo hemos quitado. Era una pieza que nos daba una pequeña mejora. No hablamos de más de una décima o décima y media. Tampoco creo que sea ningún drama tener que quitarlo". "El viento ha cambiado 180 grados de dirección y nos hemos encontrado con un coche totalmente opuesto de conducir, y muy diferente de manejar. Hemos tenido que cambiar bastante la configuración de atrás esta mañana y hemos salido a la crono sin muchas referencias. Entre la sesión de entrenamiento y la crono hemos tenido que cambiar prácticamente el coche y afortunadamente nos ha ido bien", ha precisado.

Finalmente, de cómo están funcionado las sesiones cronometradas de los sábados, Alonso ha admitido que no es que hayan dejado de ser emocionantes, sino que son del agrado del público pero menos importantes para los equipos. "Si haces quinto en lugar de octavo, la carrera es larga y te ofrece muchas posibilidades y, si puedes guardar un juego de neumáticos, todavía mejor. No es que haya perdido emoción, pero la importancia de los sábados ha disminuido drásticamente. Pero está bien, porque la temporada pasada el sábado por la tarde sabíamos prácticamente el resultado de la carrera del domingo", ha señalado.