Espontánea
Espontánea interceptada por la seguridad en la final del Mundial de cricket. EFE

Fuera de lo estrictamente deportivo, una de las imágenes de la última final de Champions League la protagonizó una espontánea que saltó al césped con un traje de baño muy ajustado y muy sugerente, y que corrió un buen puñado de metros antes de que los efectivos de seguridad lograran interceptarla. La chica promocionaba una web de adultos. Ahora, casi mes y medio después, la misma web ha vuelto a intentar idéntica jugada.

Este domingo se disputaba en Londres la final del Mundial de cricket entre Nueva Zelanda e Inglaterra. Al comienzo del partido, una joven morena, con un bañador idéntico al que lució la espontánea de la final del Metropolitano, intentó irrumpir en el terreno de juego del Lord's Cricket Ground.

Pero como ocurrió en la Champions, los efectivos de seguridad lograron detener a la espontánea, que no obstante consiguió la atención del público y de las cámaras de los fotógrafos, lo que, al fin y al cabo, era su objetivo.