El Angliru, el coco de la Vuelta 2008

  • La carrera recuperará la exigente subida asturiana.
  • Lo confirmó el director general de Depores del Principado.
  • Debutará como final la joven estación invernal Fuentes de Invierno.

Un ciclista posa junto al cartel de la cima del Angliru tras coronarlo. (JOAQUIN CALDERÓN)
Un ciclista posa junto al cartel de la cima del Angliru tras coronarlo. (JOAQUIN CALDERÓN)
JOAQUÍN CALDERÓN

Aunque la organización de la Vuelta a España presentará el recorrido de 2008 el próximo 5 de diciembre, como el que paga es el que manda, Misael Fernández Porrón, director general de Deportes del Principado de Asturias confirmó durante la Feria de la Nieve y la Montaña de Mieres lo que ya se sabía: que la Vuelta regresará a las carreteras asturianas.

Fernández Porrón, además, desveló que el retorno de la carrera tendrá lugar al Angliru y a la estación invernal de Fuentes de Invierno, en donde, anuncio, "habrá un final de etapa". Ambas subidas, a la espera de conocer el diseño de las etapas, son dos de los platos fuertes que ofrecerá la organización en un menú ciclista obligado a mejorar el presentado en 2007.

El coloso rey

El Angliru (1570 metros) es un argumento de peso para endurecer la carrera. Sus doce kilómetros, su pendiente media que ronda el 10% y su rampa máxima del 23,5 % en la Cueña les Cabres son todo un reto que generó más de una antipatía en el pelotón.

Descubierto en 1999 para el ciclismo, sólo se ha subido tres veces. Vencieron grandes escaladores: José María Jiménez (1999), Gilberto Simoni (2000) y Roberto Heras (2002).

Desde entonces, mientras el consistorio de Riosa ha querido aprovechar su notoriedad mediática como reclamo turístico -algo que ha logrado con éxito-, las reformas en sus accesos se han venido produciendo con regularidad. La última actuación, la reforma del acceso hasta el área recreativa de Via Pará, justo antes de los últimos y más difíciles kilómetros, en los que una pintada de "Bienvenido al infierno" daba la bienvenida a los osados.

Unipublic, ante las críticas a su último recorrido, ha recuperado su puerto comodín, la única subida que parece hacerle sombra, con permiso de los Lagos de Covadonga, a los míticos puertos del Tour de Francia o del Giro de Italia.

Estación nueva, subida vieja

Fuentes de Invierno, por su parte, se estrenará como final de etapa. Aunque con matices. Bajo esta denominación, tras la que está la nueva estación invernal de Asturias, se esconde la subida al Puerto de San Isidro, en cuya próxima estación, ya en León, sí que ha finalizado en el pasado alguna etapa de la Vuelta.

Ubicado en el concejo de Aller (por su vertiente asturiana), se trata de una subida larga que, antes de coronar y entrar en la provincia de León, se desvía para llegar a la zona que aglutina los principales servicios de la estación. Es un final completamente opuesto al Angliru, con rampas mucho más suaves y mantenidas.

"Este final es una manera de hacer publicidad, y va a generar una actividad económica para la zona", reconoció Fernández Porrón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento