Salida de Fórmula 1
Salida de Fórmula 1. EFE

Vodafone España ha solicitado el arbitraje de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el conflicto por los contenidos de Fórmula 1 y MotoGP que mantiene con Telefónica, a la que acusa de haberle negado el acceso a la actual temporada.

Así lo ha confirmado este miércoles el director legal de Vodafone España, Pedro Peña, quien ha destacado que es la primera vez que su operadora recurre al arbitraje de la CNMC. Peña ha explicado que Vodafone presentó la solicitud de arbitraje hace dos semanas y que la CNMC cuenta ahora con cuatro meses para resolverlo, pero que no esperan que se resuelva antes de julio.

Vodafone eligió dos canales de fútbol y uno de estrenos cinematográficos

La operadora británica, que denunció públicamente en marzo pasado, unos días antes de que empezara la actual temporada, que Telefónica no le daba acceso a los contenidos de motor, ha estado barajando "distintas opciones", hasta que se ha inclinado por solicitar el arbitraje.

Vodafone denunció que Telefónica se negó a cederle los canales de Fórmula 1 y Moto GP para incorporarlo a su oferta esta temporada y que cuando lo solicitó, en enero pasado, la compañía española contestó que debía esperar a julio, cuando la temporada está a la mitad y que es cuando presenta la nueva oferta mayorista.

Según las condiciones impuestas por la CNMC para la compra de DTS (Canal+) por Telefónica, la operadora española debe ceder a sus rivales al menos la mitad de sus canales 'premium', entre los que se incluye MotoGP y la Fórmula 1.

Vodafone eligió dos canales de fútbol y uno de estrenos cinematográficos y ahora quiere cambiar uno de ellos por el canal Motor de Movistar+, pero, según la interpretación de Telefónica, no se puede cambiar de canales a mitad de la temporada.

En su intervención, Peña ha insistido en que la CNMC fue muy benévola en las condiciones que le impuso Telefónica para la compra de Canal+ y que además no están funcionando como deberían, porque Telefónica está adquiriendo más cuota de mercado en ingresos.

A su juicio, en la decisión de la CNMC para autorizar la compra de DTS influyeron "condiciones políticas del entorno" y favoreció que la adquisición se hiciera "por una gran empresa española".

La posición de Telefónica "es superdominante", se ha quejado Peña, que ha destacado que la operadora presidida por José María Álvarez-Pallete concentra el 88,5% de los ingresos de la televisión de pago.